Prepara las maletas que nos vamos de escapada. Elige destino, te doy como opción la lista de los pueblos más bonitos de España, elaborada por TopruralTejeda, Setenil de las Bodegas, Frigiliana, Hervás, Sigüenza, Morella y Ochagavía son las 7 Maravillas Rurales de España 2016, según los más de 35.000 votos recogidos en la votación para elegir la Maravilla Rural del año. Dicha lista ha sido elaborada por el buscador de alojamientos rurales líder en España.



Al alcance de todos los bolsillos

Ha llegado el momento de romper con la rutina, sacudirte la pereza y viajar. Además, visitar los pueblos más bonitos de España es una opción asequible, ya que estos pueblos disponen de bonitos y económicos alojamientos rurales.

1. Tejeda, Gran Canaria

Tejeda, Gran Canaria. El primero de los pueblos más bonitos de España

1. Tejeda, Gran Canaria. 17,01% votos

Situado en el interior de una caldera volcánica, este pueblo es realmente peculiar… construcciones típicas canarias de piedra, madera y teja. Todos los días sus calles albergan un mercadillo donde venden dulces típicos de la zona y piezas de artesanía. Bien merecen una visita la recoleta Iglesia de Nuestra Señora del Socorro, y museos como el de escultura, de aperos de labranza… Cuenta también con un centro de plantas medicinales. Hace bueno todo el año, y al estar en el centro, tienes toda la isla a tu disposición para ir a visitarla. Por eso y por muchas cosas más bien merece ocupar el primer lugar de la lista de los pueblos más bonitos de España.

2. Setenil de las bodegas, Cádiz

Setenil de las bodegas, Cádiz. El segundo de los pueblos más bonitos de España

2. Setenil de las bodegas, Cádiz. 9,8% votos

Uno de los rincones de la provincia de Cádiz más apreciados para realizar una escapada de turismo rural. Sólo el camino por carretera merece la pena, ya que esta parte de la Serranía de Cádiz es la más auténtica, conservando los mismos paisajes en los que se ambientaron series como ‘Curro Jiménez’. Las viviendas de la localidad se caracterizan por encontrarse unas bajo la roca y otras sobre éstas o en su interior. El castillo bajo el que se amontonan las casitas del pueblo es una fortaleza de origen medieval (del siglo XIV y XV), que conserva aún la Torre del Homenaje y un aljibe. El patrimonio de Setenil se completa con la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación; la antigua Casa Consistorial y las ermitas de Nuestra Señora del Carmen y San Sebastián.

3. Frigiliana, Málaga

Frigiliana, Málaga. El tercero de los pueblos más bonitos de España

3. Frigiliana, Málaga. 8.98% de los votos

Es sin duda uno de los pueblos blancos de Málaga con más encanto. Frigiliana está situado en la zona más oriental de la comarca de la Axarquía, asomada al Mediterráno desde el Parque Natural de las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama. Cuenta con una amplia gama de alojamientos (establecimientos hoteleros, apartamentos y casas rurales) y un buen número de restaurantes que ofrecen todo tipo de variantes de la cocina local, nacional e internacional. El choto frito en salsa de almendras, el potaje de bacalao en Semana Santa… Son algunos de los platos típicos de la cocina autóctona. Algunas tradiciones artesanas perviven en Frigiliana, y materiales como el esparto, la cera, la arcilla o lana se convierten en obras que pueden adquirirse en los comercios.

4. Hervás, Cáceres

Hervás, Cáceres. El cuarto de los pueblos más bonitos de España

4. Hervás, Cáceres. 7,24 % votos

Principal centro de actividad comercial del Valle del Ambroz, cuenta con un barrio judío declarado conjunto histórico-artístico. Numerosas casas de adobe con entramados de madera y balconadas conforman este barrio, donde podemos encontrar la calle más angosta de España, la llamada Travesía del Moral. Destacan igualmente las calles de la Amistad Judeo-Cristiana, la del Vado y la del Rabilero, conocida por sus típicas tascas y tiendas de artesanía. Una visita a Hervás debe incluir la iglesia castillo de Santa María, construida sobre un antiguo castillo templario, desde donde contemplar unas vistas fantásticas del pueblo. Así como el museo Pérez Comendador-Leroux.

5. Sigüenza, Guadalajara

Siguenza, Guadalajara. El quinto de los pueblos más bonitos de España

5. Sigüenza, Guadalajara. 7,06% votos

Sigüenza era una ciudad medieval muy próspera, se encuentra a 1.000 metros de altitud. La mejor época para ir es entre abril y septiembre. Hay mucho que ver, pero lo que no puedes perderte por nada del mundo es el castillo, que es un magnífico Parador que domina toda la ciudad desde lo alto. Te recomiendo que entres dentro de sus murallas y te des una vuelta por el patio y algunos salones abiertos al público. También tienes que visitar la Catedral. Tampoco puedes irte sin ver la Plaza Mayor. Puedes visitar también la Iglesia de Santiago, la Iglesia de San Vicente, la Iglesia de Santa María, la Casa del Doncel… Y si eres amante de la naturaleza aprovéchate del gran Pinar y date una caminata respirando aire puro.

6. Morella, Castellón

Morella, Castellón. El sexto de los pueblos más bonitos de España

6. Morella, Castellón. 6,25% votos

Presidida por un imponente castillo y rodeada por 2 Km de murallas, Morella es una joya medieval considerada “uno de los pueblos más bonitos de España” y candidata a ser declarada Patrimonio de la Humanidad. Lo mejor es recorrer sus calles empedradas en las que ir descubriendo, a cada paso, increíbles rincones… Te recomiendo visitar la Basílica, y de ahí subir al castillo por la calle Hospital. A lo largo de este paseo iremos descubriendo hermosos palacios y casas solariegas como la Casa Piquer, la Casa del Consejo y los Estudios… Así como el Palacio del Cardenal Ram (siglo XVI, hoy hotel), el del Marqués de Cruilles, o el de los Ciurana de Quadres (siglo XIV). Llegados al Castillo de Morella detén el reloj, y recréate en su visita. Por último bien merecen una visita la fábrica de quesos o el taller de mantas morellanas.

7. Ochagavía, Navarra

Ochagavía, Navarra. el séptimo de los pueblos más bonitos de España

7. Ochagavía, Navarra. 6,02% votos

Se encuentra situado a 764 metros de altitud en el extremo más septentrional del valle pirenaico de Salazar, al noreste de Navarra. Rodeado de altas cumbres y extensos bosques de hayas y pinos silvestres, es una de las localidades más pintorescas del Pirineo navarro por la arquitectura de su caserío.  Su arquitectura en piedra gris, sus antiguos puentes sobre el río Anduña, sus empinadas techumbres a dos aguas, las fachadas de sillería, los típicos portalones navarros, y la iglesia de San Juan Evangelista, hablan del renombre que a lo largo de los siglos tuvo esta villa salacena. El mejor plan: Visitar la fantástica Selva de Irati, un enorme y virginal bosque emplazado en pleno Pirineo Navarro. Además, merece la pena visitar la iglesia de San Giovanni Evangelista, que se encuentra al norte del valle de Salazar y es el punto de partida de rutas de senderismo y ciclismo de montaña.