¿Quién no ha soñado con tener un espacio amplio donde toda la ropa esté perfectamente colocada? ¿Has pensado en convertir una habitación en vestidor? Si tu dormitorio se ha quedado pequeño y la decoración está pasada de moda, ha llegado el momento de buscar una solución. Convertir otra habitación en un amplio vestidor es nuestro objetivo. Reformar tu casa nunca ha sido tan fácil y cómodo gracias a que ahora cuentas con la ayuda y asesoramiento de profesionales para hacer obras en casa que harán tu sueño realidad. Tu casa tiene más potencial del que crees  y podrás conseguir un vestidor independiente, integrado en la habitación, abierto o cerrado. Tú eliges.

Convertir una habitación en vestidor

Dos espacios diferenciados

Lo primero que hay que hacer es comunicar las dos estancias separadas por un tabique y diseñar de nuevo el dormitorio principal para darle más espacio. Si no quieres meterte en obras molestas puedes optar por buscar otras alternativas, como la tabiquería auto portante de yeso laminado, de vidrio o madera o los muebles divisorios.

Ten en cuenta que si colocamos un cristal traslúcido para separar el vestidor del dormitorio conseguiremos más luz natural. Se trata de una reforma sencilla y en menos de tres días estará resuelta.

Zona de dormitorio. Convertir una habitación en vestidor

Vestidor a la vista

Si elegimos que la zona de la cama se abra al vestidor, lo mejor son las puertas correderas. Si son de vidrio, aportarán más luz natural. Otra opción es colocar una cortina para separar el vestidor del dormitorio. Así la comunicación con el dormitorio será más fácil. Elige una tela bonita a juego con la decoración de la habitación. Se trata de soluciones sencillas, rápidas y baratas.

Todo colocado y a mano

El espacio dedicado al vestidor lo distribuiremos según nuestras necesidades: armarios, cajoneras, zapateros, estantes, baldas o colgadores. Una buena solución es tenerlo todo a la vista y ocultar solo las prendas más íntimas.

La iluminación es un punto importante en un vestidor. Intenta evitar la luz cenital, ya que provoca sombras molestas que no te ayudarán al probarte la ropa. Coloca puntos de luz donde se necesiten como en el pasillo y en la entrada del vestidor. En el techo, dependiendo del tamaño, es aconsejable instalar varias luces tipo foco, ojo de buey y que sean orientables.

También hay que iluminar el frontal del armario y dentro de las cajoneras. En este caso las tiras de Led son ideales para destacar directamente el espacio que deseas. En el mercado encontramos de muchos tipos: de aluminio, transparentes, tipo waterproof, con difusor opal…

Renovar habitación

La decoración final la dejamos en vuestras manos. Hay miles de ideas, según vuestro estilo personal. Darle un toque nuevo a la habitación no será difícil, pintar o empapelar las paredes, cambiar el cabecero, mesitas de noche y colocar algún mueble auxiliar que combine con vuestro vestidor. No olvidéis renovar la parte textil de la habitación, cortinas, cojines, colcha de cama y alfombra a juego.

Es el momento de estrenar dormitorio. Y con vuestro nuevo vestidor tendréis  todo a mano sin volveros locos buscando esa prenda que necesitáis.