Cómo limpiar y desinfectar la casa para evitar contagios por coronavirus

Cómo limpiar y desinfectar la casa. Este es el tema del que nos vamos a ocupar hoy. Seguramente durante estos días que llevamos de confinamiento, muchas de vosotras habéis aprovechado para colocar armarios, estanterías, mesillas… Yo lo he hecho. Sin embargo, puede que te asalte la misma duda que a mí ¿sé cómo limpiar y desinfectar la casa para evitar contagios por coronavirus?

Cómo limpiar y desinfectar: desde muebles a pomos de las puertas

La desinfección de las distintas habitaciones de la casa en esta situación es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos y con el objetivo de dar todas las claves para que se haga correctamente, la Organización Colegial de Enfermería ha lanzado una infografía y un vídeo animado en el que se explica paso a paso cómo hay que realizar la limpieza para evitar futuros contagios dentro de la familia del paciente ya afectado.

“Resulta imprescindible que la población conozca estos consejos porque, gracias a ellos, evitaremos nuevos contagios de los familiares que viven cerca de los afectados. Ayudar y prevenir las infecciones es una de las principales labores de las enfermeras y con este material buscamos que todos los españoles sepan cómo actuar ante un caso así”, explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería. Para él, es “fundamental que se interiorice cómo y con qué productos hay que llevar a cabo la desinfección porque sólo así se podrá evitar que gente sin el virus pase a engrosar la ya enorme lista de contagios que tenemos actualmente en nuestro país”.

En primer lugar, se recuerda que se debe disponer de una disolución de lejía en la que haya 20cc por cada litro de agua. Asimismo, en las zonas donde esté el paciente se deben utilizar bayetas, papel y guantes desechables si fuera posible o, si no se puede, exclusivos para la desinfección de esas zonas.

En la infografía se recalca también la necesidad de prestar especial atención a pomos de las puertas y armarios e interruptores, dos de los elementos que pueden contener mayor peligro a la hora de albergar el virus. Aunque se hace un recorrido por toda la casa, la Organización Colegial recomienda que el paciente afectado o con sospecha de COVID-19 evite pasear por las zonas comunes y utilice una habitación individual con ventilación y puerta cerrada.

Aun así, en aquellos casos en los que tenga que salir, el afectado se situará a 1 o 2 metros de distancia del resto de habitantes de la casa. Tanto en el vídeo como en la infografía se recalcan las zonas que hay que desinfectar con mayor atención. Mesillas y lámparas, inodoro, ducha, grifos, mando a distancia, televisión, electrodomésticos son sólo algunos de los puntos clave a la hora de realizar la limpieza. Y determinados objetos como las toallas, las sábanas, el móvil, ordenador o la vajilla necesitan un tratamiento especial en el momento de la desinfección.

Elimina bacterias de manera eficaz

Ahora, más que nunca, es clave hacer de la casa un lugar seguro y adecuado capaz de acogernos de la mejor manera posible hasta el final de la emergencia.

El portal profesional Prontopro.es ha confiado en sus expertos en el campo de la limpieza doméstica e industrial para elaborar una lista de consejos a seguir para ayudar a limpiar la casa, eliminando cualquier germen y bacteria. Se trata de un proceso que denominan “sanitización”, que significa la aplicación simultánea de dos pasos: limpieza y desinfección de cualquier superficie.

Elección de los productos adecuados

  • Se pueden utilizar productos desechables como el papel, acompañados de equipos capaces de emitir vapor, pues el choque térmico permite la eliminación total de los patógenos.
  • Pero también los productos químicos son adecuados para sanear los ambientes, la elección del detergente adecuado depende del tipo de suciedad: para eliminar la cal, por ejemplo, hay que utilizar productos a base de ácido clorhídrico; para la grasa o los residuos grasos, es aconsejable utilizar un producto como la lejía o el desengrasante. Evite mezclar las dos categorías de producto, pues se corre el riesgo de intoxicación.
  • Por último, los “remedios de la abuela” son siempre útiles, así como de bajo impacto ambiental. Incluyen el uso de sustancias como el vinagre de alcohol, el ácido cítrico o el bicarbonato para las operaciones de eliminación de la suciedad. También puede utilizar agua hirviendo por encima de los 70°C para asegurarse de eliminar todos los patógenos.
  • Para terminar de sanear las superficies, es una buena práctica usar un desinfectante como el alcohol (al menos el 75%) y dejarlo actuar sobre las superficies durante al menos 60 segundos. Por último, enjuague bien las superficies con agua para evitar el riesgo de contaminación química por contacto o inhalación de los productos desinfectantes.

Saneamiento de tejidos

El consejo de los expertos en el caso de los tejidos desmontables y lavables es realizar un lavado a máquina a una temperatura de al menos 70°, para asegurar la eliminación de los virus. Si no es posible lavar todo a altas temperaturas, considere la posibilidad de añadir aditivos como la lejía o el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al detergente normal.

En cuanto a las telas y tapicerías que no se pueden lavar a máquina, recomendamos el uso de equipos de vapor y aspiradoras equipadas con un filtro HEPA y un compartimento de recogida, capaces de filtrar hasta las partículas más pequeñas.

La frecuencia de la limpieza

Es aconsejable realizar diariamente las operaciones indicadas por los expertos.

Espero que esta información sobre cómo limpiar y desinfectar la casa te haya resultado de utilidad. Yo voy a ponerme en marcha ahora mismo…

Nunca mi casa estuvo tan limpia… Y lo seguirá estando porque #yomequedoencasa y desde aquí combatiré el virus a base de lejía, desinfectante y a golpe de aspiradora… Y sí yo grito #quetodovaasalirbien