Violencia de género y jóvenes. ¿Qué está pasando con nuestra sociedad? ¿Cómo estamos educando a nuestros hijos? ¿Qué pasa por sus cabezas? Estoy entre alarmada, temerosa e indignada. No es posible que más de uno de cada cuatro jóvenes entre 15 y 29 años (27,4%) crea que la violencia de género es una conducta normal en el seno de una pareja.

Y no lo digo yo. Son datos extraídos del Barómetro 2017 del ProyectoScopio realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la FAD, gracias al apoyo de Banco Santander y Telefónica. Pero los escalofriantes datos no quedan ahí. Las cifras evidencian que el 31,5% cree que es un problema que aumenta progresivamente por culpa de la población inmigrante. Por otra parte, el 21,2% considera que es un tema politizado que se exagera. Y por último casi un 7% cree que es un problema inevitable que, aunque esté mal, siempre ha existido.

Violencia de género y jóvenes

Para concienciar a la sociedad, el Ministerio Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha creado la Campaña Contra la Violencia de Género en Adolescentes.

La detección precoz de las primeras señales de la violencia de género es esencial para prevenirla. Y también para evitar que se agraven determinadas conductas de control, de falta de respeto, de aislamiento, de humillación o de agresión. Estas primeras conductas aún son más sutiles en la adolescencia y su normalización puede llevar a la justificación o aceptación de relaciones nocivas. Eso sí, cómo recomienda el vídeo ‘Corta a tiempo’ si detectas estas señales de maltrato. También apuesta por relaciones sanas basadas en el respeto y la igualdad.

Violencia de género y jóvenes: “Es un problema muy grave”

A pesar de los datos que hemos repasado anteriormente -es decir que uno de cada cuatro considera normal la violencia género en la pareja- lo cierto es que existe un mayor acuerdo entre la población encuestada cuando se afirma que “es un problema social muy grave”.

Se trata de una afirmación en la que se muestran de acuerdo el 87% del total de la población joven encuestada. Sin embargo, los datos extraídos del Barómetro 2017 del ProyectoScopio realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la FAD nos deja claro que todavía nos queda un largo camino por recorrer.

Desigualdades de género

Otro tema que deja al descubierto el informe es el de las desigualdades de género. En torno a tres de cada cuatro creen que las oportunidades de las mujeres en cuanto a salarios o en el acceso a puestos de responsabilidad en las empresas son mucho peores que las oportunidades de los hombres.

Más de la mitad consideran mucho o algo peores las oportunidades de las mujeres con respecto encontrar un trabajo (62,4%). Y en cuanto a la posibilidad de compaginar vida laboral y familiar (57,4%). Sobre el acceso a puestos de responsabilidad en la vida política (61,9%) o para ganar dinero (59,3%).

Discriminación en general

Sobre la discriminación, en general, reconocen que hay factores de exclusión por encima del género. Por ejemplo, un 47,9% reconoce la identidad y la orientación sexuales como motivo de discriminación. Un 45,1% apunta al origen étnico o racial. El 38% al aspecto físico y el 29,3% señala la nacionalidad. El 23,7% de la población juvenil percibe que existe discriminación por razones de género, por encima de motivos religiosos, intelectuales, económicos, de edad o ideológicos.