Las vacaciones para mí se han acabado. Atrás quedaron los inolvidables días de sol y playa, de relax y felicidad… Sí, he vuelto a la realidad con la cartera vacía, y un montón de propósitos en la maleta. El primero, y al que hoy dedicaré este post, es el de ahorrar. ¿Pero cómo si no llego a fin de mes? ¿Misión imposible? Para nada, he investigado y aquí os cuento los trucos para ahorrar dinero. Y os invito a poner en marcha nuestra particular operación ahorro con la intención de que el próximo año podamos disfrutar de más y mejores vacaciones (en realidad, me conformo con que lleguemos a final de mes sin grandes dramas).

Proponte ahorrar dinero

Lo más importante es que te propongas esta meta. Para empezar a ahorrar primero hay que creérselo, después ser constante y responsable con la decisión que hemos tomado. Ahora sigue leyendo estos trucos para ahorrar dinero y los frutos vendrán dados al cabo de unos meses. Para cosechar primero hay que sembrar.

Separa una cantidad fija todos los meses

Vale, ya has decidido que vas a poner en práctica estos trucos para ahorrar dinero, pero, para que sea una realidad, tienes que pasar a la acción. Es sencillo, a primero de mes, separa una cantidad fija, la que tu estipules, y guárdala en una hucha. Todos los meses deberás añadir dicha cantidad.

La hucha de los dos euros

Este invierno puse en marcha este truco para ahorrar dinero y el resultado fue bastante positivo. Mi hijo mayor se marchaba de viaje de fin de curso y barato no iba a ser. Pues bien, animé a toda la familia a depositar en un gran bote de cristal todas las monedad de dos euros que cayeran en sus manos. Y así, monedita a monedita, logramos costear gran parte del viaje. No te saca de pobre, y es cierto que al final el dinero sale del mismo sitio, pero ahorras casi sin darte cuenta.

La regla de las 24 horas

Uf, este es uno de los trucos para ahorrar dinero que más me cuesta. Sí, creo que ya lo he confesado alguna vez, soy compradora compulsiva. Pero definitivamente esta táctica me parece muy útil. Esta técnica se basa en aplazar la decisión de comprar algo hasta en 24 horas. Medita, reposa, sopesa… durante todo este tiempo y después toma la decisión.

La cesta de la compra… ojo con el despilfarro

Desde la OCU nos lo advierten: “La cesta de la compra es un gasto casi diario: llenar la nevera y la despensa se lleva aproximadamente un 20% de nuestro presupuesto familiar. Conseguir recortar ese gasto puede suponer un buen pico todos los meses. ¿Es posible?

Compra productos de temporada

“Comprar productos de temporada, frutas y verduras, o pescado del tiempo y de la zona, además de suponer una mejora en la calidad del producto, puede traducirse en un ahorro significativo. Cambia tu actitud cuando vayas a la compra, y fíjate en las ofertas de productos frescos: déjate tentar por ellas. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán”. Así nos lo recomiendan desde la OCU.

Eficiencia energética en casa

Lucera, compañía eléctrica que apuesta por la eficiencia real con energía 100% verde, señala cuáles son las cinco claves con las que cualquier usuario conseguirá maximizar su eficiencia en casa:

  • Conocer nuestro consumo: La primera clave para ser eficiente es saber cómo consumimos la energía y, concretamente, cuáles son los hábitos que están lastrando nuestra eficiencia. Gracias a herramientas como la calculadora de ahorro de Lucera, además de obtener toda la información para ahorrar económicamente en la factura de la luz, es posible saber cómo es el consumo que realiza el usuario y cuál es el nivel de eficiencia energética del hogar en comparación con otros similares. “El desconocimiento que tenemos los españoles sobre nuestro consumo de energía es algo muy común”, señala Emilio Bravo, CEO de Lucera, que añade: “Apostar por un modelo en el que sea el usuario el que lidere su consumo y la repercusión que tiene la energía en su entorno permitirá aumentar la eficiencia energética”.
  • Ahorro energético con pequeños cambios: La realidad es que los usuarios pueden ahorrar en gasto energético y ser más sostenibles con cambios mínimos en el día a día, sobre todo en el uso de electrodomésticos y aires acondicionados es donde se logran grandes impactos. Por ejemplo, en el caso del lavavajillas, llenarlo al máximo antes de ponerlo y utilizar programas cortos con baja temperatura. En el caso de la lavadora, debemos tener en cuenta que cada vez que la utilizamos sea con agua fría. Con el aire acondicionado es mejor tenerlo programarlo en la modalidad ‘eco’ para conseguir un extra de ahorro y eficiencia. También es recomendable apagarlo antes de dormir, ya que por norma general la temperatura suele disminuir por la noche. Con pequeños detalles, como el de no dejar el cargador del móvil enchufado cuando no lo usamos, sumamos ligeras eficiencias de las que no somos habitualmente conscientes.
  • Rodearse de eficiencia: Además de ser conscientes en sostenibilidad también debemos contar con electrodomésticos y sistemas que realmente ayuden en la búsqueda de la eficiencia. Es importante tener esto en cuenta si es necesario buscar reemplazos o hacer reformas en el hogar. Si tenemos que comprar un electrodoméstico, la mejor alternativa será optar siempre por los que cuenten con un consumo energético menor, algo que se puede ver en la etiqueta de eficiencia energética. Si, por el contrario, nos embarcamos en una reforma, lo mejor y más rentable será elegir sistemas de iluminación y calefacción que se conviertan en nuestros aliados eficientes, como termostatos, luces led o de bajo consumo.
  • Usar energía 100% renovable: La eficiencia va profundamente ligada a la sostenibilidad. Utilizando energía de origen 100% renovable y en la búsqueda continua por consumir de forma eficiente, conseguiremos que se consuma menos energía y que repercuta de forma positiva en el medio ambiente. Además, según datos de Lucera, los hogares (con un consumo medio de 3.258 kWh) que consumen energía limpia, evitan la emisión de 1046 kg. de CO2, lo que equivale a plantar 336 encinas cada año.

¿Cómo podemos ahorrar en la factura de luz?

  • Ajustar potencia: La potencia contratada nos indica cuántos aparatos y electrodomésticos podemos enchufar a la vez en nuestro hogar. Muchos usuarios acostumbran a contratar mayor potencia de la que realmente necesitan, lo que suele hinchar la factura a final de mes. Por ello, es importante ajustar la potencia contratada a la que realmente necesitamos, para no pagar por una potencia que no utilizaremos nunca.
  • Tarifa de discriminación horaria: La mayoría de las compañías eléctricas tienen una tarifa de discriminación horaria dentro de su oferta, algo que muchos usuarios no conocen. Esta tarifa distingue un Periodo Punta (desde las 12h hasta las 22h en invierno y de 13h a 23h en verano), en el que la electricidad es más cara que el precio normal, y una Franja Valle de 14 horas de duración (desde las de 22h hasta las 12h en invierno y de 23h a 13h en verano), tiempo en el que la luz es hasta un 50% más barata. Contratando esta tarifa y sin grandes cambios en sus costumbres, los usuarios podrían ahorrar en gran medida en su factura, simplemente planificando el uso de electrodomésticos de alto consumo como puedan ser la lavadora o el lavavajillas en horas Valle. Hasta 25 millones de hogares españoles podrían aprovechar esta reducción, lo que supone el 90% de los usuarios.
  • Eliminar servicios adicionales: Gran parte de los usuarios no sabe leer la factura de la luz, algo que aprovechan muchas eléctricas para incluir el cobro de servicios adicionales que realmente no son necesarios. Por ejemplo, algunas compañías suelen integrar servicios como el mantenimiento de las instalaciones, seguros para electrodomésticos o incluso seguros de impago. Es recomendable revisar si tenemos contratado alguno de estos servicios y plantearnos si realmente los necesitamos, ya que eliminándolos podríamos ahorrar algunos euros. Todos estos trucos para ahorrar dinero nos los ha facilitado Lucera.

Bono social

De nuevo es la OCU la que nos pone en alerta sobre los bonos sociales. Si puedes acceder al bono social, no lo dudes. Esta opción puede ahorrarte unos 180 euros al cabo del año. Sin embargo, muchas de las personas que podrían beneficiarse de esta ayuda no lo hacen, básicamente por desconocimiento.

¿Qué hace falta para pedir el bono social?

El bono social solo se aplica en la vivienda habitual, y solo es para clientes que tengan contratada la tarifa regulada PVPC. Pero los requisitos están a punto de revisarse, y se incluirá la renta como criterio.

Hasta que llegue el momento el Bono Social exige cumplir uno de estos requisitos: tener contratados menos de 3 kWh, ser familia numerosa, ser pensionista con una pensión mínima de jubilación, incapacidad o viudedad o que todos los miembros de la unidad familiar estén en paro.

Trucos para ahorrar dinero en la vuelta al cole

Mientras que la mayoría de españoles aún estamos apurando las últimas semanas de vacaciones, sol y playa, los más de 6.900.000 niños españoles en edad escolar (de 1 a 16 años, según datos del Ministerio de Educación) volverán a las aulas en menos de 3 semanas y muchos padres ya están tachando cosas de la lista de material escolar y preparando todo lo necesario para la vuelta a las aulas. Libros, uniformes, material escolar, mochilas… Un suma y sigue que supone un buen pellizco del presupuesto anual familiar. Desde idealo nos sugieren 5 consejos para ahorrar al máximo en la vuelta al cole:

  • Reutilizar en la medida de lo posible: Algunos materiales como las tijeras, el estuche o la mochila pueden servir de un año para otro.
  • Comparar precios de diferentes tiendas: Recuerda que con el comparador de precios de idealo puedes hacerlo sin salir de casa.
  • Comprar con antelación: No dejarlo para la última semana puede evitarnos sustos en la factura. Además si planificamos, evitaremos compras compulsivas.
  • Elegir marcas blancas: La mayoría de grandes superficies ofrece alternativas de marca blanca en productos de papelería o ropa que puede ayudarnos a ahorrar unos euros.
  • Deducir de la declaración de la renta los gastos que lo permitan: En algunas CCAA puedes deducirte parte del gasto del material escolar. Pide siempre las facturas y guárdalas.