Parejas que funcionan. ¿Cuántas veces te has preguntado cuál es el secreto para que tu mejor amiga lleve 20 años casada y la relación funcione? ¿Existe un truco, una pócima mágica o una receta infalible para que el amor no se acabe? Y es que la rutina, las prisas del día a día… Pueden minar poco a poco la relación, y acabar con la chispa que os unía. Hoy hablamos con el Grupo Laberinto y nos dan las claves que ponen en marcha las parejas que funcionan.

Te recomiendo que prestes atención a este artículo y lo compartas con tu pareja. Ponerlo en práctica y fortalecer vuestra unión durante este año que comienza. Tal vez este sea el mejor regalo que os podáis hacer de cara a San Valentín. Ten en cuenta que los regalos materiales son ideales, ¿a quién no le gusta que le regalen? Sin embargo, ellos no ayudarán a fortalecer vuestra relación. Si falla alguna de las claves que aquí os vamos a dar, de nada servirá un precioso ramo de rosas o un carísimo anillo. De hecho, es tan incalculable el valor del amor, que no se puede comprar. De lo que no cabe duda es que las parejas que funcionan y duran en el tiempo han creado un vínculo difícil de destruir.

Claves para formar parte del club de las parejas que funcionan

Escuchar

Prestar atención a nuestra pareja es uno de los principales consejos para que ésta funcione. Además, a través de la escucha los problemas pueden verse desde otra perspectiva y encontrar antes su solución.

Sonreír

El traje más sexy y rejuvenecedor del mundo es la sonrisa. Ya hemos hablado muchas veces de los beneficios que tiene la risa para nuestro organismo. Si no los recuerdas, te recomiendo que eches un vistazo al post Reírse es algo muy serio. Te adelanto que la risa libera endorfinas que dan equilibrio al nivel emocional. Además es contagiosa. Una sonrisa a tiempo puede liberarnos de muchas tensiones. Es uno de los mejores regalos que le puedes hacer y el truco de muchas parejas que funcionan.

Tocarse

El contacto físico es el más poderoso ansiolítico del mundo, así como el cariño y la dulzura son grandes reconstituyentes. Las parejas felices mantienen el contacto corporal siempre que sea posible. Una caricia, un beso cuando menos se lo espera…

Comprensión

Procuran comprender el comportamiento de su pareja en función de sus cambios en el estado mental y emocional. En toda relación duradera es fundamental entender que nuestro comportamiento y el de los demás depende del momento vital en el que estamos.

Respetar

El respecto es, sin duda, la base de toda comunicación o vínculo social que pretenda ser positivo. Sentirse respetado por la pareja es vital para el buen funcionamiento de otros aspectos importantísimos como la tranquilidad, el sexo o la confianza.

Apoyarse

Una buena pareja ha de ayudarnos en lo posible y acompañarnos si tenemos problemas o dificultades, la pareja es un “refugio”.  Cuantas veces, después de un día terrible en la oficina, no has soñado con llegar a casa y refugiarte en sus brazos… Encontrar esa calma, ese amor… Es otro de los requisitos de las parejas que funcionan.

Generar seguridad

La confianza… Cuánto cuesta ganarla y lo fácil que puede desaparecer… Desarrollar estabilidad y confianza es clave para que una pareja dure y sea feliz.

Generosidad

No estamos hablando de regalos de San Valentín (al menos no sólo), hablamos de una actitud desprendida hacia la persona del otro y sus circunstancias, donde la mezquindad no tiene lugar.

Negociar

En el arte del amor, es tan importante ceder como cuidar la asertividad. El vínculo debe favorecer a ambos para que la relación sea feliz y duradera y no inclinarse para satisfacer mayoritariamente a uno mientras el otro renuncia a sus derechos. ¡Hay que negociar!

Reconocer los errores

El conocerse es una de las claves para comprender también a nuestra pareja y empatizar con ella. Tener autocrítica y ser capaz de disculparse y reparar cuando uno se equivoca es muy conveniente con vistas a mantener una relación saludable.

Perdonar

Somos imperfectos y además intolerantes por lo que compartir la vida y el espacio con un “compañero” hace necesario trabajar la paciencia y el perdón, si queremos gozar de una relación firme.

Desdramatizar

Con perdonar no es suficiente, también hay que olvidar o relativizar. Respirar… No darle demasiada importancia a las cosas, relativizar, contar hasta 10. Y es que el amor, puede que no salve una pareja, el humor, sí.

Indepencia

Para lograr una pareja sana y armoniosa, no es necesario hacerlo todo juntos. Es más, esta es una de las razones por las que, en ocasiones, las parejas rompen. Tener cada uno su espacio, su ocio y sus relaciones reforzará la pareja y el placer de estar juntos.

Autorealizarse

Que una persona logre por sí misma sus objetivos y sus metas hace que ésta se sienta feliz y plena, ya que no dependerá de nadie y su relación de pareja será mucho más sana.

Compartir

Pasar tiempo en pareja siempre es necesario. Desde un ameno paseo de media hora cada día después del trabajo, hasta asistir juntos a la fiesta de cumpleaños de un amigo.

Divertirse

No todo el tiempo con la pareja puede centrarse en el trabajo o en las actividades rutinarias. Divertirse y, además, hacerlo en pareja es una garantía de durabilidad y felicidad.

La pasión

Sí, sabemos que no es lo mismo llevar 6 días que 6 años juntos, sabemos que el sexo requiere un esfuerzo físico y hasta intelectual, que uno a veces está falto de energía… Para el sexo, como para todo lo bueno, hay que ser disciplinado pero luego, es como salir del gimnasio ¡qué bien sienta! Si en estos momentos necesitas encender de nuevo vuestra chispa, relee el artículo recupera la pasión. Encontrarás las claves para volver a amar apasionadamente.