Las personas optimistas encuentran trabajo más rápido

Mujer vestida de oficina que ha encontrado trabajo más rápido por ser optimista¿Quieres encontrar trabajo más rápido? ¿Te gustaría cambiar de empresa? Pues te interesa saber que las empresas prefieren escoger a las personas optimistas. Esto es así porque la gente optimista es más agradable y hace más fácil la vida. Además, aunque te cueste creerlo, el optimismo se contagia.

“Las mujeres optimistas lo intentan más veces, no cesan en su empeño con facilidad”

Como explica Marta Romo, directora de neuroclick: “Las mujeres optimistas lo intentan más veces y no cesan en su empeño con facilidad. Esto ocurre en cualquier tipo de trabajo: desde una vendedora de seguros que persiste a pesar de que le digan “no”, a una informática que tiene que resolver una incidencia, o una profesora que busca cómo encender la motivación de sus alumnos.”

La NASA selecciona a sus candidatos astronautas incluyendo, entre una de las cinco competencias más valoradas, el talante optimista. Siempre es mejor contar con personas que trabajen y colaboren en positivo, algo imprescindible para afrontar situaciones difíciles.

Dicho esto, da un paso hacia el optimismo. Esto te ayudará a encontrar trabajo más rápido y cambiará tu forma de ver la vida y la de quienes te rodean. Como explica Marta “las neuronas espejo son potentes y se activan cuando vemos actuar a otra persona. Nuestro cerebro aprende observando a los demás. Así que podemos ser modelos en materia de optimismo para los que nos rodean.

Aprender a ser positiva es clave para encontrar trabajo más rápido

Ser positivo implica que nuestro cerebro tenga que utilizar más recursos consumir más energía, glucosa sobre todo. Por ello, para ser positivos hay que hacer un esfuerzo. Sigue las pautas que nos da la autora del libro “Entrena tu cerebro“.

  • Aliméntate de pensamientos positivos sobre ti misma y de forma consciente, esto ayuda a generar un hábito o cadena de pensamientos positivos. Aprende a premiarte a ti misma y no sólo cuando has tenido un éxito sino en momentos de debilidad, porque en esas circunstancias es cuando debemos felicitarnos. Además tenemos que modificar nuestro diálogo interior, en lugar de decir “es imposible hacer esto”, debería probar a decirnos “voy a intentarlo”.
  • Medita. Haz una pausa y dedica un tiempo a reflexionar, procura meditar cada día…. ya que como explica Marta “también contribuye a activar zonas en nuestro cerebro relacionadas con el bienestar”. De hecho uno de nuestros errores es que pasamos parte del día corriendo sin pararnos a disfrutar de lo bueno que nos ha ofrecido la jornada.
  • Tú mandas en tu tiempo. Para la coach es fundamental “gestionar el tiempo a nuestro favor y cultivar la sensación de que lideramos nuestra agenda y no ella a nosotros. Esto nos proporciona una sensación de control muy favorable para sentirnos capaces y tener energía”. Te recomiendo que te hagas con un planificador semanal. Podrás organizar tu tiempo de forma sencilla y tenerlo todo bajo control con tan solo echar un vistazo.
  • Haz deporte. Las endorfinas son grandes aliadas de nuestra autoestima y estado de ánimo. Llegan a nuestro cerebro y nos hacen sentir más alegres. Si no tienes tiempo ni ganas de acudir a un gimnasio, sal a caminar durante 30 minutos. Te aporta energía y aumenta tus niveles de vitamina D. Además previene la osteoporosis y fortalece tu corazón. Ya sabes: ¡Manos a la obra!”