Son muchos los beneficios de la risa. Los expertos consideran que 1 minuto de risa equivale a 10 minutos de relajación, pudiendo percibirse sus efectos física y mentalmente. Y es que algo tan sencillo como la risa influye en nuestro estado de ánimo, ya que al reír incrementamos la dopamina y serotonina, que proporcionan sensaciones placenteras y de calma.

La doctora Henar de Frutos Gamero, en la web saluspot, explica que “la risa es una respuesta biológica producida por nuestro organismo como respuesta a determinados estímulos. Se trata de una forma de comunicación innata, íntimamente relacionada con el lenguaje. Está demostrado que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de empezar a reír, siendo así una descarga de energía”.

A nivel social es considerada una respuesta a momentos de humor. Se trata de una expresión de diversión, que aparece con la alegría, en momentos lúdicos y con las cosquillas. “Del mismo modo aparece ante situaciones de estrés y se utiliza como complemento emocional en mensajes verbales. La risa, como el bostezo, es un comportamiento social neurológicamente programado. Cuanto más oímos a otra persona reírse, inmediatamente lo consideramos más divertido y sonreímos e incluso reímos”.

Beneficios de la risa

Además de impulsos eléctricos, al reírnos el cerebro produce secreción de endorfinas, que tienen propiedades semejantes a la morfina, alivian el dolor y dan equilibrio a nivel emocional.

  • Disminuye el insomnio.
  • Previene de infartos, porque fortalece pulmones y corazón.
  • Rejuvenece, ya que tiene efecto tonificante y antiarrugas.
  • Tiene efecto analgésico por liberación de endorfinas.
  • Reduce la presión arterial.
  • Facilita la digestión, porque aumenta la contracción abdominal.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Mejora la respiración.
  • Favorece la evacuación por el efecto masaje sobre las vísceras.
  • Disminuye el colesterol en sangre al ser un ejercicio aeróbico.
  • Ayuda a reducir la glucosa en sangre.
  • Hace desaparecer el temor y la angustia. Combate miedos y fobias.
  • Disminuye la ira.
  • Aumenta la autoestima y la confianza en uno mismo.
  • Facilita la comunicación entre personas.
  • Potencia la creatividad y la imaginación.

Beneficios de la risa en el trabajo

Reírse es algo muy serio. Así nos lo cuenta en su blog Marta Romo, Coach Profesional: “La risa, además, estimula la creatividad, agiliza nuestra mente y nos hace conectar puntos e ideas que aparentemente no tienen relación… De alguna manera, nos volvemos más ingeniosos cuando estamos en pleno apogeo humorístico. Además, reírse reduce los niveles de cortisol, lo que mitiga los efectos del estrés individual y colectivo. El buen humor, la risa, nos hace más resilientes y felices no solo en el trabajo, sino en la vida en general”.

Marta Romo explica que “la risa pone en marcha más de cuatrocientos músculos, con lo cual incluso quemamos calorías. Además, suceden cosas tan curiosas como que desatascamos los oídos y las fosas nasales, y si nos reímos con ganas y llegamos a las lágrimas, estaremos también limpiando los ojos… Reír tiene beneficios incalculables. En nuestro cerebro se produce una especie de magia. Si pudiéramos verlo, sería como si se iluminaran un montón de puntos y zonas a la vez, una explosión de sensaciones. Estimulamos una parte que a veces es difícil de despertar, que es la de conectar ideas y ser creativos. También activamos el hipocampo y la amígdala, donde está situada la memoria, entre otras cosas, y con la activación de esa serie de puntos nos volvemos más ingeniosos”.

Pero aunque los beneficios de la risa comienzan a ser de sobra conocidos, Marta Romo advierte que reírse en la oficina, en el trabajo, parece que aún no está bien visto. “Es lógico, ya que normalmente el trabajo se relaciona con algo serio y aburrido. De hecho ‘trabajo’ viene de trepalium que era un instrumento de tortura en la edad media… o ‘negocio’, que etimológicamente es la negación del ocio. Sin embargo, esta concepción de lo laboral ha quedado bastante obsoleta, pues hoy en día está demostrado que cuando estamos contentos rendimos mejor”.

El buen humor favorece la motivación

Pero si tus jefes siguen sin ver claro lo importante que es ‘echarse unas risas en el trabajo’, la coach enfatiza en los beneficios de la risa. “El buen humor atrae más y mejor humor. Y es una buena gasolina para tener energía a la hora de hacer cosas. Así que podemos decir que otro de los beneficios de la risa es que favorece la motivación. También sabemos que recordamos mucho mejor aquellas situaciones en las que nos hemos reído a pierna suelta: el humor, a través de la sorpresa que genera, estimula el aprendizaje, la memorización y la retención de información. Por otra parte, contribuye a la cohesión de los equipos, pues reírse juntos une”.

Los primeros en reírse, los jefes

Ahora, ¿qué podemos hacer para que la risa sea parte de nuestra vida en la oficina? Marta Romo, socia-directora de Be-Up, asegura que lo más importante es que se den dos condiciones:

  • Que se comparta tiempo juntos. Esto genera confianza, algo imprescindible para compartir el buen humor en el trabajo.
  • Que esté bien visto, que de alguna manera forme parte de los valores del equipo y que todo el mundo lo considere algo valioso. Por tanto, los primeros en reírse tendrán que ser los jefes.

En cualquier entorno, pero sobre todo en la oficina, es fundamental cultivar el humor inteligente. Será la manera de sostener este buen hábito en el tiempo. “La clave es no estar constantemente con chistes o bromas, porque al final todo el mundo se cansa. Resulta fundamental saber en qué momento hacer una gracia. Y no forzar… si no tienes gracia y lo sabes, no te hagas el gracioso”. Vamos lo ideal es ser optimista y alegre, pero no ‘cansino’

Marta también recalca que el sentido del humor inteligente es bienvenido en cualquier momento y especialmente en los momentos de crisis. “A veces no será fácil, por lo que te sugiero que pongas en práctica estas claves”:

  • Primero, mirar con perspectiva la situación.
  • Ponerse en lo peor como si fuera una catástrofe… y relativizar, reírse de la situación para quitarle hierro al asunto.
  • Esto ayuda, sobre todo porque la ficción que está en nuestra cabeza a través de los miedos siempre supera la realidad.

Como dijo el escritor Chamfort: “El día peor empleado es aquel en el que no se ha reído”. Si ya has terminado de leer este post, ya sabes: ¿a qué esperas para echarte unas risas?