Madre mía cómo están las noticias del corazón. Como están de ¿intensas? ¿de aburridas? ¿casposas? O ¿apasionantes? No sé, todo depende. Lo cierto es que de un tiempo a esta parte las tramas con olor a naftalina vuelven a las noticias del corazón. Vuelve el clan Janeiro, vuelve los enfrentamientos Belén versus Jesulín… ¿acaso alguna vez se fueron? Y vuelve un clásico entre los clásicos: vuelve JULIÁN MUÑOZ (entrevista en Sálvame).

“El que nace cerdo… muere lechón”

Se me enamora el alma”, que diría la Pantoja. O mejor dicho, en qué hora me enamoré. O como diría la siempre pizpireta Alba Carrillo “el que nace cerdo, muere lechón” (sí, lo dijo al revés, pero es tan graciosa). No hombre, no, válgame dios de llamar cerdo al señor Muñoz. Dios me libre. Pero sí que me parece una cerdada salir hablando de tu ex justo el día que se conmemora el 33 aniversario de la muerte de Paquirri. Vaya, vaya, qué oportuno, ¿no?

Que digo yo qué si habrá salido pitando al dentista la autora de la frase dientes, dientes… Porque el testimonio de hoy de su ex creo que le habrá dolido más que la extracción de muela que me hicieron ayer a mí. Y es que no hay dolor más profundo que las heridas del alma. Bueno tampoco ha dicho tanto, aparte de que ha dejado ver que no estuvo enamorado de la Pantoja, o que Chabelita era una niña maravillosa (niña que dicho sea de paso me aburre que me mata. Ha dado otra exclusiva hablando de su vida amorosa. Sí, ha vuelto con el padre de su hijo)… poco más… la entrevista está claro que irá por entregas.

De hecho, dicen que tiene unos diarios donde cuenta… madre lo que cuenta. El tiempo dirá. Ah, por cierto, antes de que se me acaba a mí el tiempo, ¿sabéis cómo lava su ropa íntima Belén Esteban? “Las bragas en la lavadora… como todo el mundo”. Pedazo de descubrimiento, y yo que creí que los famosos lavaban los trapos sucios en los platós…

PD: ¿qué digo yo las laváis a mano o a máquina? Mientras me contestáis, voy a poner mi lavadora… que como todas yo también tengo mis trapos sucios.