Te has mandado cinco whatsapp con María, tres con Carmen y has hablado por teléfono con Ana. Pero, ¿por qué no quedas con ellas y disfrutáis de un café y una amena charla? La excusa del no tengo tiempo no me vale. Si sumas los minutos que pasas consultando tu móvil, seguro que logras reunir el tiempo necesario para organizar una quedada. Te lo digo porque está demostrado que salir con tus amigas es bueno para tu salud.

Y no lo digo yo, lo confirma, entre otros, un estudio realizado por médicos y psicólogos de las universidades de Brigham Young y Carolina del Norte. Los investigadores descubrieron que la falta de relaciones sociales tiene un efecto negativo para la salud. Equivale, incluso, a fumar 15 cigarrillos o beber dos vasos de alcohol al día.

Puedes vivir hasta diez años más

El mismo estudio también reveló que disfrutar de la compañía de tus amigas es tan bueno para la salud como practicar ejercicio físico. Los autores de la investigación aseguran que “no disponer de una red social real de apoyo es un factor de mortalidad más potente que sufrir  obesidad o llevar una vida sedentaria y sin ejercicio físico”.

Y si esto te parece poco, la socióloga y autora del libro “Friendshifts”, Jan Yager, asegura que “algunos investigadores han descubierto que tener al menos un amigo cercano en quien puedas confiar puede prolongar tu vida hasta 10 años”.

Alivia el dolor

Una investigación publicada por Scientific Reports probó que las personas con más amigos tienen más tolerancia al sufrimiento. Las responsables son las endorfinas. Se trata de un neurotransmisor que actúa como analgésico natural del cuerpo y que proporciona sentimientos placenteros.

Aumenta tu confianza

Para Sebastián Mera, miembro de Saluspot y especialista en psicología en el Gabinete Psicológico Sebastián Mera, “en cuanto a los efectos positivos que conlleva tener un significativo grupo de amistades, podría considerarse que ratifica la idea de ser aceptado y de pertenecer a un grupo de referencia. A esto se le suma los efectos positivos que conlleva el sentimiento de confianza en la lealtad y la confianza que se establece entre los individuos”.

Menos ansiedad

En palabras del experto del Gabinete Psicológico Sebastián Mera “hay un concepto importante que deben considerarse dentro de la psicología y que están directamente relacionados con la amistad. Se trata de la afiliación. La afiliación es una tendencia humana básica que lleva a que busquemos la compañía de otras personas. Su función primordial consiste en garantizar la supervivencia, tanto del individuo como de la especie. La afiliación nos sirve para reducir nuestra ansiedad y nuestro miedo, y nos brinda un criterio de comparación de nuestras propias actitudes y habilidades”.

¿Por qué son mis amigas?

El psicólogo Sebastián Mera apunta que hay algunos factores que influyen en la atracción que podamos sentir hacia la consolidación de la amistad. Estos serían los siguientes:

  • La proximidad. Las personas más cercanas físicamente por lo general estarán más accesibles y esta proximidad puede a su vez aumentar la atracción. Lo que vulgarmente conocemos como “el roce hace el cariño”.
  • La semejanza. Diversas investigaciones psicosociales demuestran que conforme aumenta la semejanza entre las personas, también aumenta la atracción.
  • La reciprocidad. En la amistad, al igual que en las relaciones de pareja, hay que dar y recibir. En más de una ocasión seguro que has llamado a tu amiga para compartir con ella tal problema. Has buscado consuelo en sus palabras y necesitado de un reconfortante abrazo. Y, por su puesto, lo mismo le pasará a ella. De ahí la reciprocidad de la que hablábamos.
  • Lo importante es la calidad. En términos de amistad ha de prevalecer la calidad de la relación, más que la cantidad de personas que puedan ser consideradas en un nivel normativo de amistad y cercanía.

De lo anteriormente indicado se desprende que tener amigos no tiene sino una influencia positiva en la salud, tanto física como psicológica, así como un efecto beneficioso en el bienestar individual. Dicho esto, lo mejor es que organices una reunión con tus amigas lo más pronto posible. ¿No crees?