Hola amig@s, ¿cómo lleváis el comienzo del otoño? Precisamente relacionado con el cambio de estación es el nuevo masaje que os traigo. En este post quiero hablaros de uno de los tratamientos estrella que utilizamos cuando va llegando el frío: El Masaje con Piedras Calientes.

Masaje con piedras calientes

Este masaje consiste en realizar el recorrido propio que hacemos por todo el cuerpo con las manos, pero utilizando las piedras calientes. ¿Qué conseguimos? Logramos, en un tiempo más reducido, llegar a los tejidos y músculos más profundos para relajarlos y eliminar la tensión.

Beneficios del masaje con piedras calientes

Son múltiples. Por eso es uno de los masajes que más me gusta y creo que, a partir de ahora, a vosotras también os va a conquistar. Os enumero los beneficios:

  • Vamos a estimular la circulación sanguínea y linfática. Esto nos va a ayudar a expulsar las toxinas de nuestro cuerpo con mayor celeridad.
  • En caso de artrosis y artritis ayuda a aliviar los dolores porque aumenta la distribución del colágeno.
  • Y algo muy importante es que consigue reducir los estados de estrés, ansiedad y nerviosismo, mejorando incluso el insomnio. Un gustazo para los sentidos.



¿Para quién no está recomendado?

Son pocas las personas que no pueden realizarse esta técnica, por ejemplo, está desaconsejado:

  • Para las mujeres embarazadas.
  • Si se padece de problemas cardiácos.
  • En caso de tener heridas abiertas en la piel, arritmias o se padece de varices varicosas en piernas, en este caso no se puede realizar en piernas, pero si en espalda.
  • En cualquier caso, siempre podemos consultar con el especialista la utilización de esta terapia.

¿Cuál es su secreto?

Las piedras que se utilizan son basálticas. Se trata de piedras formadas a partir de erupciones volcánicas que llegan a las capas superiores de la tierra arrastrado en ellas numerosos minerales. Y tienen el poder de retener muy bien el calor en su interior, calor y minerales que nos aportan todos los beneficios mencionados anteriormente.

No es una técnica novedosa, ya que se conoce su utilización en la india desde hace más de 5000 años, y también los nativos americanos conocían este tipo de masaje.

Saludos

Ana Torres