La primera vez que escuché la palabra ‘sitting’ pensé que me estaban hablando de una complicada postura de sexo. Y por su puesto no va de eso. Bromas aparte, el ‘sitting’ o pasarte el día sentada en la silla puede ser que el responsable de tus continuos dolores de espalda.

De hecho, hazte estas preguntas ¿pasas muchas horas sentada en la oficina? ¿Te molesta con frecuencia la espalda? Entonces sigue leyendo, porque este artículo te interesa. En él vamos a hablar de cómo evitar el dolor de espalda. Y es que no eres la única que sufre estos continuos e incómodos dolores.

Desde luego no eres la única que trata de encontrar consejos para evitar el dolor de espalda. La web No le des la espalda nos confirman que “el 80% de nosotros tendremos dolor de espalda en algún momento de nuestra vida. Se calcula que, en un momento dado, 1 de cada 5 personas presenta dolor lumbar de al menos 3 meses de duración, por lo que puede describirse como crónico”.


Evitar el dolor de espalda, una molestia que afecta a más de 7 mil millones de personas

Sedentarismo, trastornos depresivos y malos hábitos posturales son las principales causas de esta enfermedad global, según el experto Ata Pouramini. Y es que estamos hablando de 7.347 mil millones de personas, que, según las estadísticas tanto internacionales como locales, no tienen previsión de mejorar su diagnóstico y evolución, a pesar de los indudables avances en el campo de la traumatología.

Y es que para el experto, el dolor de espalda, cuando no está producido por una lesión, sólo puede tratarse desde el punto de vista preventivo y, por supuesto, holístico.

La columna está considerada como la línea de la vida. Y, por lo tanto, el eje de la salud. Rodeada de ramificaciones nerviosas, cualquier desviación de su postura original puede comprimir uno de esos nervios y dar lugar a un malestar de distinto grado y en distinto lugar.

Consejos para evitar el dolor de espalda

Pero además de acudir al especialista, el director de Quiropractic Valencia, la mayor consulta europea de esta disciplina, nos deja los siguientes consejos para luchar contra el dolor de espalda.

Practica yoga

O Pilates u otra disciplina que, bajo supervisión, te ayuda a estirar y fortalecer tu musculatura, a la vez que mantienes tu columna en su posición natural. Si quieres consultar más ejercicios, lee el post ejercicios para hacer cuando el jefe no te ve. Ponlos en práctica y así evitarás el dolor de espalda.

Mujer haciendo yoga. evitar el dolor de espalda

Foto cedida: www.newlook.com/row

Di no al ‘sitting’

Nada de estar ocho horas sentado en la oficina sin levantarte. Cada veinte minutos, abandona el puesto y camina o muévete durante ocho minutos. Siempre que puedas sube por las escaleras. Según, estudios de la NASA con astronautas, permanecer mucho rato sentada acelera el proceso de envejecimiento. Por eso se recomienda, además, que si viajas en autobús o en metro, permanezcas de pie durante el trayecto. Mucho mejor que sentada. Y si tienes que ir a la consulta médica, haz lo mismo mientras esperas a ser atendida. Quédate de pie, di no al ‘sitting’ y evita el dolor de espalda.

No escatimes en tu silla de trabajo

Estoy segura de que pasas muchas horas sentada en ella. Es tu compañera de oficina más fiel. Por eso no debes escatimar en tu silla de trabajo. Debe estar diseñada con un punto de vista ergonómico. Debe mantener tu espalda recta y recoger tu zona lumbar.

Aprende a sentarte bien

Siempre con los brazos a la altura de la mesa y los pies en el suelo. Si no llegas, procúrate un reposapiés.
Mantén una buena actitud postural al caminar y al estar parado. Eso significa espalda recta, hombros en perpendicular y tripa hacia dentro.

Habla mientras caminas

Aprovecha que tienes que hacer una llamada telefónica para levantarte de la silla. Si mientras hablas, caminas, conseguirás quemar más calorías y, sobre todo, va fenomenal para tu espalda.

Tacones: mucho cuidado

Procura usarlos con moderación. No sólo modifican la postura del pie, sino que hacen lo propio con todo el cuerpo, al desplazar el peso del mismo hacia delante, siguiendo la forma del zapato. Para más información te recomiendo que leas el post ¡Con dos tacones! y sin morir en el intento.

Elimina de tu organismo lo procesado y refinado

Azúcares, grasas trans y todo lo precocinado. No sólo engorda, sino que afecta a tu salud global. Es un círculo vicioso. Enfermamos y la espalda se ve afectada, después el dolor nos altera aun más.

Mantén a raya el estrés

En la espalda se somatizan muchas preocupaciones y transformamos en dolor muchas emociones negativas y problemas. Busca tus minutos diarios de silencio y trata de meditar para así evitar el dolor de espalda.

Revisa a los niños

La columna vertebral también se ve afectada por enfermedades de carácter genético y de diverso origen como la cifosis o la escoliosis. Prevenir es curar.

Sé prudente y evita accidentes

No te tires de cabeza en lugares poco profundos, mantén la distancia de seguridad y utiliza las protecciones reglamentarias si practicas deportes de riesgo. Siguiendo estas sencillas pautas, conseguirás evitar el dolor de espalda.