Embarazo y hormonas: así te afectan

Una foto publicada por Beyoncé (@beyonce) el

Beyoncé ha anunciado recientemente su embarazo de gemelos. Pero no es la única, este 2017 promete un verdadero baby boom. Amal, mujer de George Clooney, Almudena Navalón, pareja de Manu Carrasco, también están embarazadas… Y tal vez, ¿tú?

Pues bien, si estás embarazada seguro que te estarás sintiendo más cansada de lo normal, más sensible e irritable… Pero, ¿a qué se debe? A la revolución hormonal que sufrimos durante el embarazo.

¿Cómo te afecta? ¿Qué sentirás durante los próximos meses de embarazo? Para resolver tus dudas hemos contactado con la doctora Victoria Verdú, coordinadora de Ginecología de la clínica Ginefiv. “Las hormonas, al igual que garantizan el funcionamiento de los ciclos menstruales, también lo hacen con el embarazo, el parto y la lactancia -explica la doctora Victoria Verdú-. Una vez que se produce el embarazo empiezan a actuar, preparando al cuerpo para la gestación”.

Cinco hormonas preparan tu cuerpo

En concreto son cinco las hormonas que intervienen en el embarazo. Cada una de ellas con una función concreta para su correcto desarrollo, afectándonos no solamente físicamente sino también a nivel anímico y psicológico:

  • Gonadotropina coriónica humana (HCG): Es la conocida como la hormona del embarazo. Los test de embarazo detectan su presencia. Su función es la de suprimir la menstruación y estimular la producción de progesterona y estrógenos. Puede detectarse desde los 8 días de la fecundación e interviene hasta la semana 12, con un pico máximo en la semana 10 de embarazo. La gonadotropina es la causante de las típicas náuseas y mareos del primer trimestre.
  • Progesterona: Emitida por el cuerpo lúteo y posteriormente por la placenta, es la encargada de preparar el útero para la gestación, engrosando el endometrio para que pueda implantarse el embrión. También interviene en la estimulación de las glándulas mamarias que producirán leche y en controlar la respuesta inmune de la madre ante el feto.
  • Estrógenos: Durante la gestación, el nivel de esta hormona en el organismo es mucho mayor que en cualquier otra etapa de la vida. Por esta razón, se producen cambios en el cuerpo, como por ejemplo en la piel, que puede volverse algo más seca, o en el cabello, que se caerá menos y brillará más. La producción de estrógenos disminuye en el posparto, lo que incidirá en las consecuencias del estado físico y anímico.
  • Oxitocina: Responsable de poner en marcha las contracciones del útero que dan inicio al parto. También está relacionada con el despertar del “instinto maternal”.
  • Prolactina: Se origina en la placenta y prepara a la mujer para la lactancia, estimulando las glándulas mamarias. La succión del bebé en las primeras horas tras el parto contribuye a aumentar aún más los niveles de la hormona, lo que a su vez ayuda a la subida de la leche.

Cansancio, malestar, tristeza…

Así te sientes, ¿verdad? No te agobies, estos síntomas van unidos al embarazo. “Algunos de los primeros síntomas del embarazo son el cansancio general, malestar, fatiga y sueño -enumera la coordinadora de Ginecología de la clínica Ginefiv.  Este cansancio suele ser más pronunciado durante el primer trimestre de gestación. Las hormonas también intervienen en este proceso. Un incremento de progesterona, muy activa durante las primeras semanas, puede provocar cansancio y somnolencia”.

En cuanto a los cambios emocionales, “pueden producirse por la duplicación en los niveles de progesterona y estrógenos durante el embarazo. Esto lo que hace es disminuir la parte racional de la personalidad aumentando la emocional. Los cambios en los receptores de los neurotransmisores dan lugar a estados de ánimo que cambian de modo repentino”.

Guía por trimestres

Los cambios emocionales durante el embarazo pueden variar a lo largo del período de gestación. Prepárate para sentirte como si estuvieras en una montaña rusa.

  • Primer trimestre. La futura mamá puede vivir momentos de gran fluctuación hormonal, siendo estos cambios más intensos entre la sexta y la décima semana. Es habitual experimentar ansiedad, ambivalencia y frecuentes cambios de humor. La apetencia sexual también suele disminuir debido al cansancio, a las molestias físicas y al miedo a dañar al feto.
  • Segundo trimestre. Se caracteriza por ser un periodo de tranquilidad emocional. Esto es así porque los cambios hormonales se han estabilizado y la futura madre ha tenido tiempo de adaptarse psicológicamente a la gestación. Esta adaptación influye positivamente en la aceptación de los cambios que repercuten en su actividad habitual. Su orden de prioridades ha cambiado.
  • Último trimestre. Vuelven las dificultades anímicas debido a que el volumen de la barriga dificulta el bienestar. Como consecuencia, aparece la dificultad para dormir, la micción frecuente, los dolores de espalda y el cansancio.

Embarazo múltiple

En cuanto a las hormonas, en el embarazo múltiple, los niveles de progesterona, estradiol, estriol, lactógeno placentario, gonadotropina coriónica humana y alfa-fetoproteina son mayores. Este incremento hormonal está relacionado con un aumento del tamaño de la placenta o placentas y con el mayor número de fetos. Al mismo tiempo, también aumentan las necesidades energéticas, de proteínas y de hierro.

¿Qué ocurre tras el parto?

Después del embarazo pueden producirse diversos efectos en nuestro organismo “como tensión baja, inapetencia o abatimiento también como consecuencia del cambio hormonal producido durante el embarazo. Con el paso de las semanas y la incorporación de una rutina que incorpore una alimentación saludable y descanso, nuestro organismo volverá a su estado habitual”.

Déjate querer

  • Cuidar la alimentación, cuando el cuerpo lo permita, e incorporar el ejercicio gradualmente a nuestra rutina es fundamental durante el post-parto. “Puedes empezar por paseos cortos. También te hará sentirte mucho mejor descansar. El bienestar físico nos ayudará poco a poco a ir mejorando nuestro estado emocional”.
  • No lo dudes y pide ayuda a tus familiares. “En definitiva déjate querer y huye del aislamiento. Hablar de lo que te sucede con tus seres queridos y compartir tus experiencias con otras madres recientes puede ser una buena opción en esta etapa”.
  • En cuanto a los familiares, amigos y personas cercanas a las futuras madres, es muy recomendable la comprensión. “Leer información sobre el embarazo, cómo influye el cambio hormonal puede ser también de mucha utilidad para comprenderlo”.