Llevamos casi dos meses en 2017 y ¿os podéis creer que todavía no he cumplido ninguno de mis propósitos para este nuevo año? Dispuesta a poner remedio a la situación he hablado con Marta y Jorge, de 2beFit Jorge y Marta. Ellos me han pasado una lista de consejos para vivir mejor. Se trata de sencillos consejos saludables para poner a punto nuestro organismo. En esta línea, Jorge y Marta me han contado qué alimentos debemos consumir y cuáles tenemos que eliminar de nuestra rutina. Y cómo no, hemos hablado también del deporte. Me han recomendado incluir en mi día a día unas pautas para hacer ejercicio físico y no “morir” en el intento.

Somos lo que comemos

Dicen que la frase fue pronunciada por primera vez por Hipócrates y no le faltaba razón. Si seguimos unas pequeñas pautas en nuestra alimentación, la nevera se convertirá en nuestra mejor farmacia y daremos un respiro a nuestro organismo.

  1. Resetea tu cuerpo. Consumir menos calorías y más equilibrado: más frutas, verduras, carne blanca, como el pollo y el conejo. Las carnes blancas, suelen tener un tipo de proteína de mayor valor biológico. Asimismo su contenido en grasa saturada es nulo, por lo que son perfectas para controlar nuestro colesterol. La digestión de las carnes blancas, suele ser mejor. Además, prueba a hacer una “cura depurativa” de zumos durante solo un día. De este modo “resetearás” tu cuerpo para empezar mejor tu plan saludable.
  2. NO consumir carnes rojas en la cena y evitar la lechuga por la noche. Es un alimento pesado de digerir. Evitar la bollería, azúcar blanco y alcohol. Son calorías vacías.
  3. Fruta y cereales, el plato estrella en Raw Coco

    Fruta y cereales, el plato estrella en Raw Coco

    Pásate a los superalimentos: Quinoa, Chía, Bayas… que, además de ser muy sanos, te permiten crear nuevas recetas y variar tu dieta. Y toma zumos prensados por la mañana para saciarte. Además ayuda a depurar tu cuerpo (opta por la sandía, la manzana, las moras, el mango…) Si tomas fruta, mejor en ayunas o antes de cualquier comida. Se digiere mejor.

  4. No te comas las sobras de los niños o de tu pareja: céntrate en tu plato y mide tus porciones. Come en platos más pequeños para que parezca que hay más cantidad. Mastica bien en cada comida, ¡No olvides que la digestión empieza en la boca! Así tus digestiones serán mucho menos pesadas.
  5. Toma un vasito de agua templada con el zumo de medio limón exprimido cada mañana. Te ayudará a limpiar tu organismo, eliminar toxinas y poner tu sistema digestivo en marcha. Bebe más té rojo: acelera el metabolismo y ayuda a quemar grasas.
  6. Haz 5 comidas al día para que el metabolismo esté siempre activo. Eso sí, que sea en porciones pequeñas y entre horas. Opta por fruta, verdura (zanahorias para picar) o productos desnatados y 0%. No te infles a productos light. Mucho de una cosa, ¡engorda!

Con estas pautas no abandonarás el gym

Jorge y Marta son partidarios de marcar siempre un objetivo físico realista. De esta forma descienden las posibilidades de que abandones la disciplina deportiva a la mínima.

  1. Para perder peso y tonificar: Hacer ejercicio aeróbico (caminar, correr, nadar) combinándolo con el ejercicio anaeróbico (yoga, pilates, algo de pesas o ejercicio de fuerza, cintas elásticas). Acostúmbrate a hacer ejercicio los mismos días de la semana, para que se convierta en una rutina.
  2. Intenta encontrar una persona con la que entrenar siempre, para que cuando estés desmotivada, la una tire de la otra.
    La lista para ser felices: Jorge y Marta de 2beFit haciendo ejercicios en pareja
  3. Practica actividades que te gusten. Es la forma más sencilla para que te enganches al ejercicio. La sensación tan buena tras el ejercicio viene dada por la liberación de las endorfinas, ¡y es una sensación que engancha! Más adelante, anímate a probar cosas nuevas. Retarse es siempre interesante para aprender y notar progresos.
  4. Sal de tu zona de confort. Intenta no estar más de 5 o 6 días sin entrenar, para que el cuerpo no se vuelva “vago” y retomar el ejercicio no te cueste tanto.
    La lista para ser feliz: no hay excusas para no hacer algo de ejercicio todos los días
  5. Varía tus rutinas de entrenamiento. Ten presente que el cuerpo se acostumbra a hacer siempre lo mismo. Ve al trabajo caminando o en bici. Deja el ascensor y sube las escaleras andando.
  6. Si trabajas: aprovecha la pausa del medio día para salir a correr o para ir a tu clase en el gimnasio. Si puedes hacer deporte por la mañana, a primera hora al levantarte, mejor. De este modo activarás el metabolismo y lo mantendrás activo durante el resto del día.
    Lista para ser feliz: sal a correr a medio día
  7. Duerme bien: hay estudios que demuestran que la falta de sueño, ¡engorda!
  8. Busca un buen entrenador personal: si no vas al gym, que él venga a ti, así no tendrás excusa para saltarte tu día de ejercicio.
  9. Haz ejercicio en casa usando: sillas (para hacer lunges), trapos (para hacer tablas y abdominales) o bidones de agua (a modo de pesas para entrenar brazos y piernas). Y si tienes hijos, sal a pasear con ellos, juega en el parque, corre con ellos, ¡eso también cuenta! Otra opción para los que no seáis papas y tengáis perro, aprovechad el tener que sacarle para daros un paseo o salir a correr un rato.
  10. Si vas a hablar por el móvil, levántate de la silla (como haciendo una sentadilla al levantarte y al sentarte) y camina (mejor que estar sentado). De este modo romperemos la rutina sedentaria.
  11. Si no puedes hacer deporte de impacto por lesiones, apúntate a una clase de Aqua HIIT o de Aqua aeróbic, quemarás igual o más que fuera del agua sin el impacto del suelo.