Es cumplir los 40 y el michelín que antes te quitabas en dos semanas, ahora se convierte en meses. ¿A ti también te ha pasado? ¿Sabías que hay una explicación científica? Lo cierto es que el metabolismo tiende a ralentizarse a partir de los 40 años. ¿Por qué? porque cada año que pasa perdemos un 1% de masa muscular.

Además, las mujeres suelen tener un metabolismo más lento que los hombres porque tienen generalmente menos masa muscular. Pero ¿qué es el metabolismo? Se llama metabolismo al conjunto de reacciones bioquímicas que permiten realizar las funciones vitales. Tiene una gran importancia sobre la tendencia a aumentar de peso y de grasa corporal. Desde Dieta Coherente nos dan las claves para activar el metabolismo:

Plato combinado. Tips de alimentación si tienes más de 40 años

Foto cedida por Cuckooland

Tips de alimentación si tienes más de 40 años

    1. Haz 5 comidas al día para regular la insulina. Obligatorio: cinco comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Las calorías que necesitas deben distribuirse así para evitar consumir más de lo necesario.
    2. Rutina. Ten presente que tu metabolismo necesita saber cuándo va a recibir alimentos para realizar sus funciones.
    3. Come antes de las 15.00. Comer más tarde favorece el sobrepeso y un mayor porcentaje de grasa corporal.
    4. No a las dietas muy hipocalóricas. Si consumes menos de 1200 Kcal al día, tu metabolismo se ralentiza.
    5. No te saltes el desayuno. El desayuno juega un papel fundamental, ya que después de un largo ayuno debemos dar a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para afrontar el día con energía. Sin embargo, a pesar de que el desayuno es una de las comidas más importantes del día, la realidad es que sólo 2 de cada 10 desayuna de forma equilibrada. Es decir, incluyendo un cereal, una fruta y un lácteo. Así lo pone de manifiesto el “II Estudio Lidl – 5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España”.
    6. Incluye proteína en tus tentempiés.
    7. Añade vegetales y hortalizas a tus platos.
    8. Activa tu microbiota con fibra soluble.
    9. Aumenta el consumo de grasa insaturada: aceite de oliva, frutos secos, semillas, aguacate u omega-3, que regula la velocidad del metabolismo, el sistema inmune y lucha contra la inflamación.
    10. Asocia grasa insaturada con fibra, pues potencia la sensación de saciedad y el equilibrio hormonal.
    11. No añadas azúcar ni edulcorantes para recuperar la sensibilidad a la insulina.
    12. Más yodo, pues favorece la actividad de la glándula tiroides.
    13. Llena tu nevera con producto fresco, tu congelador con alternativas saludables.
    14. Haz tu despensa Smart. Incluye legumbres secas, pasta y arroz integral, frutos secos y semillas.
    15. Cocina más. Y utiliza la olla exprés. Permite cocinar en tiempo récord y con una gran calidad nutricional.
    16. Platos calientes. Elevan la temperatura corporal favoreciendo una mayor quema de calorías y de grasas.
    17. El color de los platos condiciona la ingesta.
    18. Cocina doble y congela.
    19. Come despacio para activar las “hormonas cortahambre”. Y mastica, mastica y mastica. Este gesto ayudará a activar el metabolismo y la saciedad.
    20. Té verde y café. Ayudan a tonificar el metabolismo, siempre que no excedamos las 2-3 tazas diarias. También prueba a incorporar canela a infusiones y postres. Regula el metabolismo de la glucosa y la sensibilidad a la insulina.
    21. Vida activa. El ejercicio hace que se multiplique por tres la actividad metabólica.
    22. Duerme 7 horas. Dormir poco favorece un metabolismo más lento y un mayor peso corporal.
    23. Lleva la lista de la compra hecha. Y no vayas a comprar con hambre.
    24. Utiliza platos pequeños. Ten en cuenta que son mejores los vasos estrechos y altos si consumimos una bebida calórica.
    25. No comas viendo la tele. Y evita los anuncios de comida.
    26. Date un “gusto” el fin de semana.
    27. Si vas a cenar fuera, merienda en casa.
    28. Si te recetan antibióticos toma un probiótico.

Ver tablero “Alimentos a partir de los 40”