Cómo tener vientre plano es el tema que hoy nos ocupa. Y sí, amigas, llega el momento de desprendernos de prendas y más prendas y claro los michelines amenazan con salir. En mi caso ya no hay quien los disimule. La grasa abdominal no solo nos hace sentirnos hinchadas sino también incómodas a nivel psicológico. Y es que nos hace pensar que hemos aumentado unos cuantos kilos, cuando tal vez solo es el resultado de cómo nuestro sistema digestivo está reaccionando.

Para poder controlar este problema que tanto nos preocupa, te ofrecemos los 10 mandamientos para tener el vientre plano todo el año.


Cómo tener vientre plano este verano

Evitar las bebidas carbonatadas

Las bebidas con gas son causantes de la inflamación del vientre y de la acumulación de aire en la zona abdominal. Por eso se recomienda evitar su consumo. Aportan altos niveles de azúcar que nos pueden engordar más de la cuenta y que hacen muy adictivas a estas bebidas. Esto aumenta el riesgo de sufrir obesidad, caries y osteoporosis. Por otra parte, no aportan nutrientes al tratarse de un producto compuesto por calorías vacías y no cumplir con su función de hidratar. El té frío es una buena opción para quitar la sed y la respuesta a cómo tener vientre plano.

Menos chicle

El chicle, aunque no se ingiera ni tenga azúcar, es un enemigo del abdomen plano. Al masticarlo, el cuerpo ingiere aire, lo que causa la hinchazón del estómago y mucha sensación de incomodidad.

No usar pajitas

Al igual que masticar chicle, usar pajitas para beber hace que el cuerpo se hinche e ingiera una gran cantidad de aire junto con el líquido.

Nada de edulcorantes

La mayoría de los edulcorantes que se usan para sustituir al azúcar en bebidas, dulces y postres son muy difíciles de digerir. Por eso, estas sustancias son algunas de las principales causantes de la mala digestión y la hinchazón del abdomen.

Más frutas y menos batidos

En todos los planes de nutrición se recomienda tomar al menos cinco piezas de fruta al día. Pero se debe tomar en cuenta que las frutas así como son ricas en fibra, también contienen azúcares. Por eso, al tomar batidos de frutas la fibra se destruye y lo que queda es la glucosa. Lo mejor es tomar la fruta entera y siempre que sea posible sin pelar.

Cuidado con algunas ensaladas

Algunos ingredientes que son comúnmente usados en platos saludables pueden hinchar el vientre: Coliflor, brócoli, frijoles o alubias, entre otros. Por eso el chef residente del hotel Barceló Illetas Albatros, Alfonso García, recomienda: “Para evitar que la dieta cause el efecto contrario al que se busca, lo más recomendable es introducirlos poco a poco en las comidas diarias.”

Por otra parte, algunas ensaladas además de incluir verduras, frutas y alimentos magros, llevan quesos semigrasos, frutos secos o semillas, patata cocida, pasta, arroz, pan tostado, atún en aceite… Están por tanto compuestas por alimentos naturales pero no todos son ligeros. Si quieres prepararte la ensalada ideal, pincha en este enlace ‘Ensaladas saludables’ y toma nota.

Hacer amistad con la fibra

La fibra es muy importante para mantener el sistema digestivo activo, así que no puede faltar en una dieta saludable. Para ello, puedes incluir en tu dieta alimentos ricos en fibra como las espinacas, peras, naranjas o plátanos.

Comer más lento

En la guerra contra acumular aire en el estómago, un hábito que se debe adoptar es el de comer más lento, masticar bien la comida y no engullir los alimentos. Esto da sensación de saciedad y evitas comer de más.

Tomar mucha agua

Una cantidad suficiente de agua al día asegura un funcionamiento adecuado del sistema digestivo y evita la retención de líquidos que se acumulan en el abdomen. Los nutricionistas recomiendan ingerir al menos dos litros de agua al día.

Caminar, correr o pedalear

Para evitar que el metabolismo se vuelva más lento es importante mantener la actividad física diaria. Por su parte, el Fit Setter del hotel Barceló Hamilton Menorca recomienda: “una forma de mantenerse activo es incorporando caminatas diarias o utilizar la bici en lugar de tomar el autobús, por ejemplo.” Lo ideal es hacer alguna actividad que acelere el ritmo cardiaco y estimule la quema de grasa durante, al menos 30 minutos al día.

Seguir estos mandamientos te darán respuesta a la pregunta cómo tener vientre plano. Además, gracias a ellos, aumentarás la energía y mejorará tu estado de ánimo. ¿Cuándo los pones en práctica?