Hoy vamos a hablar de alimentos y caída de pelo. ¿Están relacionados? ¿Es necesario llevar una buena alimentación para presumir de ‘pelazo’ como diría @la vecina rubia? A todas preguntas hoy vamos a responder con la ayuda de las dietistas de Alimmenta.

Siempre hemos relacionado esta época con la caída del cabello. Es cierto que, si en épocas normales perdemos de 50 a 100 cabellos al día, en estas fechas esta pérdida aumentan hasta en un 30%. Por eso, para presumir de un cabello sano, fuerte y abundante este es el momento de implementar una estrategia doble. Frenar la caída y regenerar y fortalecer.


En esta época del año, el bulbo piloso sí se puede dedicar a regenerar. En cambio, cuando los días se alargan, se frena la renovación capilar. Y es que el organismo se centra en mejorar el grosor y volumen del cabello, dejando de lado su nacimiento.

Una parte muy importante de la imagen personal es nuestro cabello. A partir de una cierta edad, se produce una caída paulatina del cabello así como un deterioro de su calidad y brillo. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Alimentos y caída de pelo: Primeros signos de alerta

Desde la web Alimmenta y la Dra. Ángela Gª Matasson, directora médico de Svenson, nos facilitan los primeros signos de alerta para que los prestemos atención.

  • Encontrar cabellos en la almohada al levantarse o en la ducha tras pasar por ella.
  • El exceso de caspa o grasa.
  • Sufrir molestias en el cuero cabelludo.
  • En el caso de los hombres, se empieza a perder cabellera en las entradas y coronilla para ir aumentado progresivamente.
  • En las mujeres se produce una pérdida de densidad. El cabello se vuelve más fino y quebradizo. Y puede provocar ‘clareos’ en la parte superior de la cabeza.

Se caen unos 100 pelos diarios

Alimentos y caída de pelo, ¿puede la alimentación ayudarnos a prevenir la alopecia? Desde Alimmenta tienen claro que sí. El cabello está constantemente regenerándose. El pelo se cae (unos 100 pelos diarios). Esto es así por el ciclo de vida de nuestros folículos. “Aunque los ciclos capilares son iguales para todos los cabellos -puntualiza la doctora Ángela Gª Matasson-, éstos se pueden ver alterados por factores internos o externos que propicien o favorezcan la caída del pelo. Es el caso de una mala alimentación, épocas de estrés, causas genéticas o, en el caso de la mujer, cambios hormonales”.

Sí, la ‘comida’ tu mejor ‘crecepelo’

Además, como dicen desde Alimmenta “si nuestra alimentación es pobre, la salud (también la de nuestro pelo) será deficiente”.  Y es que en el cabello encontramos la proteína queratina y otros minerales como el magnesio silicio, selenio y cobre. Una alimentación cuya base sean las frutas y verduras nos dará todos los nutrientes necesarios para un pelo saludable. Otros alimentos a tener en cuenta son:

  • Los alimentos con presencia de biotina (importantes para la salud de las uñas, el pelo y la piel), especialmente los huevos e hígado.
  • Alimentos con ácido fólico. Interviene en la multiplicación de las células y en la formulación de glóbulos blancos y rojos. Por ejemplo, la remolacha o el brócoli.
  • Carne roja y mariscos como mejillones, almejas o berberechos, ya que el hierro es esencial para el bienestar capilar.
  • Elegir buenas fuentes de silicio, como legumbres y mariscos.
  • Beber agua (nada de refrescos o bebidas envasadas). Y consumir té verde (por su presencia en antioxidantes y sílice) serán las mejores opciones para la hidratación.

Vitaminas fundamentales para el crecimiento del pelo

  • La Vitamina C del kiwi, el brócoli, la papaya y la grosella es beneficiosa para aumentar la microcirculación capilar. Y favorece la oxigenación del cabello para que reciba mayor cantidad de nutrientes.
  • La Vitamina D3 que encontramos en alimentos como los huevos, el salmón, la leche de soja.
  • El Zinc es uno de los mayores aliados en el crecimiento del cabello. El chocolate, las espinacas, la carne de cordero o el germen de trigo son ricos en este mineral.
  • El aguacate, los aceites vegetales y los frutos secos, como las avellanas, las almendras y los pistachos son ricos en Vitamina E. Contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo1.
  • En los Omega 3 encontramos uno de los activos más importantes. Su consumo habitual es beneficioso para mantener una melena sana. El pescado azul, y en especial el atún, el salmón, el rodaballo y las sardinas tienen un alto contenido en Omega 3
  • En definitiva, lo ideal es una dieta en la que no existan alimentos procesados. Además tienes que consumir las 5 raciones de fruta y verdura diarias. Y sin olvidar el consumo de cereales integrales como parte del menú.

Tips que debes incorporar en tu rutina diaria

  • Para recuperar el cabello después de verano es importante nutrir las zonas más estropeadas por el sol con aceites. Las puntas hay que cuidarlas con especial cuidado porque suelen estar abiertas y deshidratadas.
  • Cepillarse el pelo con frecuencia no influye en la caída. El cepillado favorece la microcirculación y la oxigenación estimulando los folículos capilares. No olvides hacerlo por la noche y antes de la ducha. El cabello es mucho más frágil cuando está mojado.
  • La frecuencia de lavado no influye en el crecimiento de tu melena. La utilización de determinados champús no condiciona la salud del cabello. Lo ideal es lavarse el pelo con productos adecuados a cada tipo de cabello.
  • El champú en seco ayuda a texturizar la melena. Y a darle volumen los días en los que no te ha dado tiempo a lavarte el cabello, más que utilizarlo como sustitutivo de un champú.
  • Si eres de las que utilizas mucho el secador o stylers como las planchas de pelo, tranquila. Su uso frecuente no influye en el crecimiento del cabello.
  • Lo ideal antes de que empiece el otoño es tomar complementos alimenticios como parte de la rutina diaria. Densilogy (para mujer) 60 caps, 27,95 €.
  • Si necesitas más información en el post recupera tu pelo después del verano la encontrarás.