Posturas de yoga que refuerzan las defensas. Interesante, ¿verdad? Más teniendo en cuenta que con el frío que estamos pasando estos días, los catarros están en nuestra orden del día. Pues bien, si quieres desprenderte de los pañuelos de papel, toma nota de las posturas de yoga que refuerzan las defensas.

Tal vez nunca hayas practicado esta disciplina. Pero te advierto que, una vez que descubres todos sus beneficios, ya no puedes parar de practicarla. Y es que disciplinas como el yoga no sólo ayuda a masajear los órganos del cuerpo y fortalecen la musculatura sino que las técnicas de respiración, los pranayamas y la meditación nos ayudan a liberar el estrés y mejorar el sistema inmunológico.

Por todos ya son más que conocidos los múltiples beneficios que realizar ejercicio regularmente tiene en nuestra salud y bienestar. Principalmente nos ayuda a mantenernos saludables. Y a prevenir posibles enfermedades. Además, influye en nuestro estado de ánimo y también en el estado de nuestras defensas.

El yoga, además de ser un ejercicio físico, es un trabajo mental. Así pues crea una conexión entre cuerpo y mente. Esto ayuda a reforzar los estados mentales positivos. Aumenta la autoestima y equilibra todos los sistemas incluyendo el sistema inmune.

5 posturas de yoga que refuerzan las defensas

Por ello, en esta ocasión, vamos a aprender a realizar 5 posturas de yoga que refuerzan las defensas y mantienen nuestra salud a pleno rendimiento.

Warm Up Pose

  • Comienza por la Plank pose. Las palmas de las manos deben permanecer apoyadas en el suelo justo debajo del hombro y las piernas estiradas hacia atrás. Tienen que formar una línea recta similar a un eje.
  • Respira profundamente. Y levanta las caderas del suelo, apóyate en las manos y en los talones.
  • La cabeza debe estar orientada hacia el suelo. Repite la respiración profunda un par de veces mientras mantienes la posición.
  • Ahora baja lentamente el cuerpo, deslizando las manos hacia atrás para que las palmas de las manos descansen junto a tu pecho. Los dedos del pie deben tocar la colchoneta.
  • Vuelve a respirar profundamente. Empuja la palma de la mano firmemente y levanta el pecho, el cuello y la cabeza se deslice.
  • Estira tus piernas y sus hombros y respira profundamente 5 veces. Tras exhalar, baja la cabeza, el pecho y la cabeza hacia abajo.
  • Después lleva tus manos frente a ti, mientras las palmas presionan firmemente sobre la alfombra.
  • Inhala de manera profunda mientras mantienes el equilibrio sobre la palma de la mano. Ahora empuja tu cuerpo lejos de la alfombra. Mantén el equilibrio sobre los pies y cambia de la postura del perro hasta la baja pose.

Bhujangasana – Postura de la Cobra

  • Túmbate boca arriba en la colchoneta, mantén las piernas estiradas con los talones tocándose.
  • Coloca las manos al lado de tu pecho con las palmas orientadas hacia el suelo.
  • Inhala profundamente mientras empujas el cuello, el pecho y la cabeza hacia atrás, en equilibrio. Exhala profundamente y regresa a la posición inicial.
  • Este ejercicio sobre todo estimula y fortalece el sistema digestivo, elimina la flacidez del estómago y mejora la flexibilidad de la columna vertebral.

Dhanurasana – Postura del Arco

  • Acuéstate con las manos alargadas y las piernas estiradas en la parte posterior.
  • Dobla las rodillas y acerca los pies hacia los talones.
  • Toma aire de manera profunda y extiende tus manos hacia atrás para mantener los tobillos, mientras levantas el pecho y la cabeza y mantienes la cabeza inclinada ligeramente hacia atrás.
  • Trata de estirar tu cuerpo lo máximo hacia atrás, sin que la espalda sienta presión, formando con nuestro cuerpo un arco. Realiza 10 respiraciones manteniendo la posición hasta soltar todo el aire, relajarte hasta volver a la posición inicial.
  • Este ejercicio te ayudará a fortalecer los órganos abdominales además de fortalecer la espalda y el sistema circulatorioPor último, refuerza los glóbulos blancos de la sangre y provoca que nos sintamos saludables y tengamos un sistema inmune fuerte. Además, esta postura de yoga tiene el objetivo de mejorar el sistema inmunitario.
  • Acuéstate con la espalda en la colchoneta, las manos en largo y las palmas de las manos colocadas mirando al suelo.
  • Dobla las rodillas de manera que éstas formen un ángulo de 90º.
  • Toma aire mientras mueves las caderas y el pecho hacia arriba, exhala lentamente mientras tratas de mantener el cuerpo relajado.



Setu Bhandasana – pose de puente

  • Esta postura de yoga tiene el objetivo de mejorar el sistema inmunitario. Favorece que el cuerpo pueda luchar por sí mismo contra agresiones patógenas externas e infecciones.
  • Acuéstate con la espalda en la colchoneta, las manos en largo y las palmas de las manos colocadas mirando al suelo.
  • Dobla las rodillas de manera que éstas formen un ángulo de 90º.
  • Toma aire mientras mueves las caderas y el pecho hacia arriba. Ahora exhala lentamente mientras trata de mantener el cuerpo relajado.

Ardha Chakrasana – Media Rueda Pose

  • Recuéstate de espaldas sobre la colchoneta. Tus talones deben estar orientados paralelos al suelo y separados en la anchura de las caderas, tan cerca del asiento óseo como te sea posible.
  • Poco a poco equilibra tu cabeza con tus pies respirando profundamente.
  • Empuja el cuerpo hacia arriba, sin ejercer presión sobre el cuello.
  • Tira el aire y baja lentamente el cuerpo hasta volver a la posición inicial.

El papel de los probióticos

Además, de las posturas de yoga que refuerzan las defensas, existen complementos alimenticios que nos ayudan reforzar nuestro sistema inmunitario. Favorecen también el correcto funcionamiento del aparato digestivo intestinal. Se trata de los probióticos. Son bacterias beneficiosas que habitan en la microflora intestinal. Y su función principal consiste en la absorción de nutrientes antioxidantes y, sobre todo, en la prevención de ataques de bacterias patógenas que podrían hacernos caer enfermos.

Estudios realizados en Cambridge, Sheffield y Swansea han demostrado que los probióticos Lab4 pueden ayudar a restaurar el equilibrio de la flora beneficiosa. Y también son recomendables para mantener así la función intestinal e inmunitaria y la salud.

¡Anímate e iníciate en una disciplina tan fascinante como el yoga! Sal de tu zona de confort, haz ejercicio y refuerza tus defensas.