No me puedo creer que no hayáis oído hablar de los famosos bailes de Fortnite. Ah, vale… Ya me parecía a mí. Sí, chicas, desde hace unos meses en mi casa no se habla de otra cosa. Los niños están ‘viciados’ con la ‘play’ por culpa de dicho juego. Si hasta los futbolistas (véase Griezmann) celebran sus goles con el conocido bailecito. Pues algo tiene que tener cuando a todo el mundo le gusta. Digo yo. Y claro que lo tiene, tiene una parte muy positiva. ¿Cuál? Pues ponernos en forma al ritmo de sus coreografías (vale, ya sé que eres más del baile del Hula Hoop).



Ponte en forma con los bailes de Fortnite

No seas incrédula. Es muy sencillo. Mira el vídeo que te he dejado en este post. Es una recopilación de los bailes de Fortnite. Solo tienes que tratar de imitarlos y listo. Cuando tengas un poquito de práctica y soltura, le robas a tus hijos los mandos, te conectas a la ‘play’ y listo. Piénsalo, es la forma más sencilla y barata de ponerte en forma. No necesitas desplazarte a ningún gimnasio. Puedes practicarlo sola o en compañía de tus retoños. Como dice el refrán: “Si no puedes con el enemigo, únete a él”. ¿Me sigues?
¡Ah! ¿Que no lo tienes claro todavía? Pues he consultado con nuestra nutricionista y entrenadora personal Carla Sánchez Zurdo y me ha confirmado que “el baile nos ayuda a deshacernos de los kilos improductivos, ya que nuestro organismo se vuelve más eficiente”.

Beneficios de bailar: cuida el corazón y elimina grasas

Es más, en palabras de Carla, a nivel físico experimentaremos una mejora de la resistencia. Incluyendo mayor fuerza y agilidad. Prueba a ponerte en forma con los bailes de Fortnite y verás cómo te sientes mucho más ligero y te resulta más fácil correr, saltar, girar, agacharte… “Es tan simple como que los músculos tienen una carga menor. Y, por lo tanto, nos permitirán hacer más cosas antes de llegar al agotamiento físico”.

En términos fisiológicos “incrementaremos nuestra eficiencia cardiovascular. Un kilo de grasa más hace que fuerces a la sangre a desviarse por una cantidad muy grande de capilares. Por lo tanto, aumentas la distancia y el tiempo que se necesita para repartir el oxígeno a los músculos. Así, pues, perder grasa reduce la carga de trabajo del corazón. Y eso permite que los músculos trabajen con mayor intensidad sin aumentar tanto el ritmo cardíaco. Al menos, no en la manera en la que lo hacíamos con ese exceso de grasa”.

Por si esto te parece poco, que sepas que otro beneficio fisiológico de la disminución de la grasa se traduce en que los músculos convertirán la glucosa en energía de manera más eficiente. “Esto significa que las posibilidades de que el cuerpo almacene esos excesos de glucosa como depósitos de grasa corporal se reducen“, argumenta Carla Sánchez Zurdo.

Como resumen podríamos decir que cuanta menos grasa tengas, eso sí, siempre dentro de los parámetros óptimos para la salud, mejor. Y es que todo el exceso nos perjudicará en términos de rendimiento y calidad de vida. Y si además unimos esa pérdida de grasa con un aumento muscular conseguiremos que sea más difícil recuperar kilos en forma de molestos michelines.

Cuida tu alimentación siempre

P.D.: No hace falta decirte que si unes la práctica de los bailes de Fortnite con una alimentación saludable, el éxito está asegurado. Por el contrario, si bailas pero después te hinchas de alimentos insanos… No habrás conseguido nuestro propósito que es ponernos en forma sin sacrificios y sin adelgazar el bolsillo. ¡Venga chicas ¿quién se anima con los bailes del ‘Fortnite’? Os dejo. Mis hijos están estudiando y yo voy a cogerles la ‘play’.