Tengo muchas amigas que rondan esa edad. Y yo misma en cuanto me despiste un pelín estaré más cerca de los 50 que de los 40. La que os habla peina ya 45, aunque por el color de la raíz de mi pelo, se diría que rozo los 80. ¡Que tengo las raíces blancas, blancas! No es una cana, ni dos ni tres… ¡El pelo prácticamente blanco! Pero bueno ese es otro tema del cual dicho sea de paso ya os hablé. Ahora (ay que me despisto) vamos a centrarnos en esos trucos que usan las estilistas para vestir a los 50 y quitarse una década sin pasar por el bisturí. Porque como decía Coco Chanel: “Una mujer tiene la edad que se merece”.

Vestir a los 50 (los trucos de las estilistas)

Ni mucho menos se trata de reglas imposibles, o de ir dando la nota (que también puedes oye, siempre y cuando tú estés a gusto…) Simplemente son unos sencillos consejos para vestir a los 50 y que nuestras vecinas digan aquello de… qué mona va esta chica siempre

 

La regla del BCG

Tablero de pinterest "ideas para vestir a los 50"

Ver tablero “Ideas para vestir a los 50”

 

Y esa justo es la primera regla: Sentirse cómoda con las prendas que llevas. Efectivamente. Creo que llegadas a este punto todas sabemos con qué prendas nos sentimos bien, cómodas y muy guapas. Es lo que yo llamo la regla del BCG.  Para ello el espejo será nuestro mejor aliado. Además, a la hora de elegir prendas ya no hace falta que te obsesiones con ir a la moda. La clave es verte una mujer actual, pero atemporal y sin necesidad de fingir lo que no eres.

Calzado ‘for any age’

Un mal calzado puede arruinar el mejor look del mundo. Eso sin contar que un dolor de pies puede acabar con la tarde más divertida de tu vida y desear que acabe cuanto antes.

  • Por eso te aconsejo que apuestes, por ejemplo, por botines peep-toe. Son tan socorridos como unos salones, pero te dan un toque divertido y desenfadado a tu look.
  • Otra opción que no debería faltar en ningún zapatero que se precie son las bailarinas. Las hay de todos los diseños que puedes imaginar. Solo hay que encontrar la que mejor se adapte a ti. ¿Sabías que Audrey Hepburn no se separaba de ellas? Sería por algo, ¿no?
  • Y por último… como pasa con la comida lo mejor está en el postre… Os animo a todas a que utilicéis las deportivas para combinarlas con vestidos y faldas. Están súper de moda. Si buscáis inspiración en la web de Zara encontraréis varias opciones. La pena es que mi hijo ya usa un 42… si no… ya sabéis quién le habría robado sus Converse Allstar… Reconoce que las tienes guardadas en algún rincón del zapatero. Si es así, ahora es el momento de rescatarlas. Vaya, ¿te has desecho de ellas? Pues pincha en este enlace de Amazon y las encontrarás.

Invierte en una buena prenda

Vale, a mí me encanta echar un ojo a la ropa de Primark y siempre cae algo. Sin embargo, ha llegado el momento de invertir en prendas de calidad. No todo lo que lleves tiene que ser de firma. Para nada. No hay bolsillo que lo resista. Al menos el mío. Sin embargo, no estaría de más hacerte con un fondo de armario que incluya una buena camisa, unos pantalones estilosos, un abrigo ‘para toda la vida’… La clave es alternar esa prenda cara con otras mucho más baratas.

Juega con las proporciones

Tan solo hay que tener un poquito de sentido común y aplicarlo. Por ejemplo, las camisas sueltas quedan perfectas si las combinas con pantalones estrechos y faldas lápiz. Por otra parte, los pantalones anchos y las faldas con volumen, quedarán ideales con camisetas más ajustadas y cortas.

Pon un accesorio en tu look

Llevas un look sobrio, sin estampados, mírate al espejo y retén la imagen. Ahora prueba a añadir ese collar que te volvió loca hace unos meses o ese pañuelo o chal del que un día te enamoraste. Vuelve a mirarte, ¿mejora el resultado verdad?

Ojo con el color negro

Ten cuenta que, aunque es muy elegante, el color negro puede endurecer nuestras facciones. Y añadirnos años. No te resistas al color. Dará alegría a tu look, y te hará verte mucho mejor. Otra opción es, en lugar del color negro, apostar por el gris o el azul. El resultado te sorprenderá.

Sí a la parka estilo militar

Dará un toque divertido a tu look, algo fundamental para quitarte años. Es una prenda ‘todoterreno’ y por eso no debe faltar en tu fondo de armario.

Camisa vaquera

Es un clásico que nunca muere. Siempre funciona y también te resta años. ¿Por qué? Porque le dará a tu look un aire juvenil, rebelde, sexy… Es fácil de combinar tanto con pantalones de todos los colores como con faldas. ¿Es o no es tu aliada para vestir a los 50?

A por el botín

Sí, con falda y con vestidos, los botines son la opción que necesitas. Son cómodos, prácticos y pegan con casi todo. La única noma que elijas el que mejor se adapte a ti (no tú a él). La regla de oro para vestir a los 50 es tener claro que la que manda en el ropero eres tú.

El largo de la falda por encima de la rodilla

Dicen que ha una regla óptica que asegura que por cada centímetro de tela que alargas tu falda, sumas años. Y por el contrario, por cada centímetro que acortas, te quitas edad aunque arriesgas en estilo. La última decisión la tienes tú. Pero los estilistas coinciden que para ir perfecta debemos dejar ver toda la rodilla y esconder el muslo.

No sin mi camiseta blanca

Lo simple es un acierto. De algodón cien por cien y lo más sencilla que puedas, sin estampado. Lisa. Te servirá tanto para tus looks más casual como para el más elegante. Todo dependerá del resto de las prendas con las que combines tu camiseta blanca.