Desde famosos como Cristiano Ronaldo, Iker Casillas o Dabiz Muñoz… a anónimos como mi hijo, sus amigos, vecinos… todo Dios se está cortando el pelo. Yo misma he de confesar que me lo voy a cortar… He convencido a mi ‘cachorro’ mayor para que me haga un corte acorde con la cuarentena. Bien es cierto que lo de hacerme peinados extremos no es algo que extrañe a los que me conocen bien. Lo mis lo llevo corto, que largo, que rubio casi blanco o marrón casi negro. Mujer de extremos. Pero volviendo al tema que nos ocupa, ¿por qué la gente se corta el pelo durante la cuarentena?




Dispuesta a dar respuesta a esta pregunta me he puesto en contacto con la directora técnica de Clínicas Origen, Pilar Conde.

¿Por qué la gente se corta el pelo durante la cuarentena?

Para la directora técnica de las Clínicas Origen “se están mezclando varios factores. El confinamiento y la incertidumbre sobre el futuro, a corto y medio plazo, lo que deriva en que estemos en un estado más ansioso de lo habitual y busquemos maneras de regularnos. Sabemos que esta situación va a derivar en ciertos cambios en nuestros hábitos de vida, no sabemos la intensidad ni el impacto, pero vamos asumiendo que la incorporación será progresiva y con ciertas medidas de seguridad. Una manera habitual de afrontar cambios en nuestra vida es a través de la expresión externa y el corte de pelo, es una de ellas.”

Pilar también destaca que a esto se añade que estamos mucho tiempo en casa, “hay que ocupar el tiempo, buscamos entretenimiento y emociones que nos activen. Por otro lado, nos anima saber que si lo hacemos por lo menos aun quedará un mes para volver a exponernos en directo al entorno social, lo que deriva en que el cortarse el pelo sea una idea atractiva“. 

¿Hay alguna explicación psicológica?

“A nivel psicológico se suele hacer referencia a necesidad de dejar atrás una etapa, dar la bienvenida a una nueva, lo que encaja con la situación actual que estamos viviendo, pero también puede ser por búsqueda de diversión, de entretenimiento  y experimentación con nuestra autoimagen -explica Pilar Conde-. En el caso que se realice por una necesidad de cambio importante en la vida de una persona, este cambio será externo, pero a nivel interno la personas trabajarán sobre sus estados emocionales y sobre cómo quieren proyectar su vida desde el presente hacia el futuro“. 

¿Es también habitual esta reacción cuando sufrimos un desengaño amoroso, pérdida de trabajo…?

Seguro que conoces más de un caso en el que, tras una ruptura amorosa, has vuelto a ver a tu amiga y te ha sorprendido su cambio físico. La experta analiza las causas: “Cuando estamos procesando una situación difícil para nosotros, pasamos por diferentes estados emocionales, hasta que se procesa, acepta y avanza. En esas etapas hay personas que pueden utilizar el cambio de look para aforntar esa nueva etapa, se pueden hacer otros cambios, como cambio de trabajo, tipo de deporte, nuevas actividades, cambio de ropa, salir más… La persona está buscando volver a sentirse bien consigo misma en las nuevas circunstancias“. 

¿Tiene algo que ver con el sexo, es decir son más dados los hombres que las mujeres?

Como ya os contaba antes son muchos los famosos que han optado por tirar de tijera para pasar el confinamiento. Tal es el caso de Rosalía, que hace unos días confesaba que se había cortado el flequillo ella solita, y todo a pesar de que su hermana le dijo que ni se le ocurriera. Chenoa optó por lo mismo, aunque su experiencia no fue muy gratificante. Ella misma aconsejó “no os cortéis el pelo en casa”.

View this post on Instagram

#quedateencasa mucho ánimo amores.🙏❤😊

A post shared by Chenoa (@chenoa) on

“En el sexo, la diferencia está en el tipo de corte”

Pilar Conde, directora Clínicas Origen

Mucho más lanzados y atrevidos han resultado ser nuestros famosos masculinos… Cristiano Ronaldo, Iker Casillas… han optado por un radical rapado… ¿Será que en el corte influye también el sexo? Nuestra experta nos lo cuenta: “En el sexo la diferencia está en el tipo de corte. En hombres, vemos cortes más rapados o semirapados. Muchos hombres se han planteado en su vida hacerlo en algún momento, y ahora que hay tiempo de que vuelva a crecer, es el momento idóneo, eliminamos la variable de exposición social, que suele ser un freno, ante cambios arriesgados. 

En mujeres, cuando nos cortamos el pelo, nos suele costar unas pocas semanas volver a sentirnos cómodas con el pelo si no nos ha gustado, por lo que también la variable tiempo es un factor que nos puede llevar a hacerlo ahora. El nivel de riesgo del corte dependerá de cómo se tolera el cambio, la propia autoimagen“. 

Empieza por el flequillo

Dicho todo esto, si la mente te pide un cambio de imagen, te recomiendo que empieces poco a poco. Lo primero por el flequillo.

Eso sí, ten en cuenta que la diferencia entre un flequillo perfecto y uno demasiado largo es cuestión de milímetros, ¡literalmente! Y aunque retocarlo en casa no sea probablemente la mejor idea, si alguien se decide a tomar las tijeras en su mano, mejor que sea con consejos profesionales como éstos de Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez.

  • BUENAS HERRAMIENTAS. Tijeras de cocina, las del escritorio… No, no son, ni de lejos los mejores utensilios para cortar el pelo. “Si se puede, es importantísimo tener unas tijeras específicas y bien afiladas, porque si no están bien afiladas, con cada tijeretazo el pelo irá hacia atrás y quedará demasiado corto, y no controlaremos bien la longitud”, explica Eduardo Sánchez.
  • MEJOR EN SECO. El corte de flequillo no profesional es preferible hacerlo siempre en seco: en mojado es más fácil equivocarse con la longitud. Siempre es importante partir del cabello secado al aire, sin estirar con plancha ni secador: de esta forma, evitaremos excedernos en el corte.

Paso a paso para superar con éxito el cambio de imagen

  • PUNTO DE PARTIDA. Este es quizás uno de los puntos más complejos: encontrar el punto de arranque del flequillo. “Primero, peina el cabello con un peine de púas finas”, explica Eduardo Sánchez-. De frente al espejo, busca justo el punto donde la cabeza se curva, donde se ve más abombada: ahí es desde donde marcamos el flequillo, separando el pelo en forma de triángulo. Ese triángulo debe comenzar en el centro del tabique y luego llegar más o manos hasta las tres cuartas partes de la ceja”. Eduardo añade un detalle importante para tener en cuenta según la cantidad de pelo que tengamos: “Cuanto más atrás se inicie la punta del triángulo, más espeso va a ser el flequillo. En los casos en que el cabello no es muy abundante, es mejor no iniciar ese flequillo demasiado atrasado para no restar densidad a los laterales. A la vez, es preferible limitar la cantidad de cabello que separaremos en ese triángulo de partida, pues cuanto más ancho sea, más marcado será el flequillo”.
  • EN DIAGONAL. “Usa los dedos índice y corazón para atrapar el flequillo entre los dedos y estira el cabello. Utiliza los dedos para controlar el largo que buscas – el sobrante que queda por encima es lo que debes cortar, -comenta Eduardo Sánchez-. Lo más fácil es girar el cabello ligeramente hacia arriba y no cortar en línea recta, sino abordar el cabello en diagonal: en vez de hacer un corte al ras, es mucho mejor entrar con las tijeras inclinadas, cortando con movimiento ascendentes, con un gesto como de picoteo. Es mejor que cortarlo en recto, porque si primero se corta recto y luego se quiere hacer irregular es muchísimo más difícil. No hace falta cortar todo ese cabello, sino sólo entresacar y eliminar las partes más largas: así el resultado es mucho más natural y si hay errores, pasan más desapercibidos”.
  • MEJOR MENOS QUE MÁS. Es momento de mover el flequillo con los dedos y ver qué tal ha quedado. Si crees que ha quedado algo largo… ¡cuidado! -nos advierte Eduardo Sánchez-. Un error muy frecuente es volver a cortar – y en esos casos es difícil no excederse. Es mejor conformarse con unos milímetros más del largo deseado y volver a cortar pasadas dos semanas”.

El más difícil todavía

  • RECTO, EL MÁS COMPLICADO. “El flequillo más difícil de cortar es aquel que va entero y recto, en un solo bloque: para no llevarse sorpresas, lo mejor es cortar lo menos que se pueda, hacer sólo el mínimo imprescindible. En ese caso es mejor utilizar un peine ancho, evitando el de púas finas, para que no haya tensión en el pelo y quede todo a un mismo largo”, finaliza Eduardo Sánchez.

Cuida tu pelo pero #quédatencasa

Una vez cortado el flequillo, conviene saber cómo debemos cuidarnos el pelo durante la cuarentena. Cotril se suma a la iniciativa de #quédatencasa y para ello nos enseña cómo cuidar el cabello con unos cuantos trucos. Mario Anes, director artístico de Cotril España, destaca 4 consejos básicos:

  • Aplica un aceite nutritivo en medios y puntas y déjalo actuar toda la noche, recogido en una trenza. Al día siguiente lava bien el cabello y aplica una mascarilla.
  • Coge tu mascarilla habitual y mezcla una cucharada sopera con cuatro o cinco pulsaciones de aceite o serum capilar (o 10 gotas en su defecto). Este gesto potencia la hidratación de la mascarilla y su efecto sellante.
  • Para un chute intensivo de hidratación, aplica tu mascarilla o aceite y ponte un film osmótico, déjalo actuar toda la noche. “Esto hace que tu cabello se rehidrate cada vez que lo necesite al estar aislado”, explica Mario.
  • Aprovecha esta cuarentena para alargar los tiempos de exposición de los tratamientos y mezclar productos.

Os dejo que me está esperando mi peluquero particular… y recordad #yomequedoencasa