Ya hemos aprendido cuál es el mejor pan para elaborar torrijas. Te hemos facilitado la ruta de las torrijas de Madrid. Y ahora os pasamos la receta de torrijas light. ¿Por qué? Porque si aún no te has atrevido a hincar el diente a este dulce especial de Semana Santa por temor a engordar, hoy podrás caer en la ‘tentación’ sin remordimientos.

La clave de esta sencilla receta está en la cocción. Sustituiremos el horno por la sartén. Eso sí, aviso a las escépticas: no saben igual que las tradicionales, pero también están muy ricas. Todos merecemos darnos un capricho de vez en cuando, y tú no ibas a ser menos. También es cierto que como pasa con todos los alimentos la clave está en la moderación: no porque sean light te puedes comer todas las que te apetezca (pero eso tú ya lo sabes).

Ingredientes

  • Una barra de pan (especial para torrijas)
  • Medio litro de leche
  • Canela en rama
  • Piel de limón
  • Sirope de agave (posee un bajo índice glucémico)
  • Huevo

Paso a paso

  1. Pon la leche a hervir en un cazo y a fuego medio. Añade la canela, el limón y el edulcorante.
  2. Mientras, corta el pan en rebanadas de más de un dedo de grosor. Si no tenemos este pan especial, podemos usar pan del día anterior, que debemos cortar en rebanadas de un par de centímetro de grosor más o menos. Es importante que el pan tenga el grosor adecuado y que no esté demasiado tierno.
  3. Cuando la leche se enfríe lo suficiente, sumerge las rebanadas de pan. Tiene que mojarse por ambos lados de forma que queden bien húmedas. Eso sí, sin que lleguen a romperse.
  4. Ahora ha llegado el momento de pasarlas por el huevo. Al igual que en el punto anterior, tienes que empaparlas por los dos lados, pero evitando que se rompan.
  5. Coloca sobre una bandeja y hornea a 200º hasta que se doren.
  6. Usa el grill para un último golpe de calor y así conseguirás un acabado dorado pero sin secarlas.
  7. Déjalas enfriar.
  8. Sirve con miel, sirope de agave o canela.