“Aquí no se tira nada, oiga…” Entre risas y no risas esto es lo que se oye en mi cocina durante el fin de semana. Es cierto que cuando tenemos invitados en casa cocinamos de más. Suele ser por el temor a quedarnos cortos. Pues bien, tranquilas, no pasa nada, porque todo ese exceso de alimentos se pueden reutilizar. Y de eso trata nuestra receta de hoy: Reciclar las sobras del fin de semana. Que te han sobrado muchas gambas, langostinos o mejillones… Pues no te preocupes en esta deliciosa receta, cortesía de Trattoria SantArcangelo, estos ingredientes tienen su espacio.

Nos quedará un plato delicioso con el que podremos disfrutar de una exquisita comida a lo largo de la semana. Ya sabes, coge tu delantal, mira en la nevera qué ingredientes tienes y a ¡cocinar!!!!!


Reciclar las sobras: con esta receta triunfarás

Ingredientes

  • 300gr. De langostinos o gambas
  • 500gr. De mejillones o almejas
  • 16 tomatitos cherry
  • 400gr. De pasta
  • 1 vaso de vino blanco
  • Salsa de tomate frito
  • Aceite, pimienta y sal

Paso a paso

  1. Limpia y pela el marisco, los langostinos y/o las gambas que te hayan sobrado. El siguiente paso es saltearlos en una sartén con los tomatitos cherry partidos a la mitad para que suelten su jugo.
  2. Seguidamente añade una buena salsa de tomate y rehoga de 6 a 8 minutos.
  3. En el último momento se añaden los mejillones que, como cualquier molusco, te indicarán que están listos cuando se abran. Retira y reserva.
  4. Elige una buena pasta para el marisco (maritati, fettuccini, tallarines, pasta negra o también el clásico espagueti).
  5. Lo siguiente que debes hacer es poner a hervir agua en una olla grande. Debes calcular 1 litro por cada 100 gramos de pasta, aproximadamente.
  6. Añadir la sal y, cuando ésta se disuelva y el agua comience a hervir, añadir la pasta. Sigue el tiempo de cocción recomendado.
  7. Escurrir la pasta y mezclar con la salsa. Y a disfrutar.

Si te han sobrado bastantes langostinos y piña, te recomiendo que eches un vistazo al post Brocheta de langostinos y piña. Está deliciosa, y es una receta fácil de hacer y baja en calorías.