Hoy voy a hablaros de la importancia de las cremas de verduras durante los meses de primavera. Son sencillas de hacer, bajas en calorías y sobre todo muy nutritivas. Y si te has pasado con las torrijas (como Calista) son la mejor opción para hacer un plan detox. Además está comprobado científicamente que son un remedio eficaz para combatir la astenia primaveral.

La astenia no puede ser considerada como una enfermedad, sino más bien como un conjunto de síntomas: continua sensación de cansancio, sueño, falta de apetito, irritabilidad y apatía. Es tan molesta que pueden hacernos pasar por un infierno durante algunos de los mejores meses del año. Para combatirla, nada como una alimentación sana y equilibrada, rica en frutas, verduras y hortalizas. ¿Y qué mejor manera de consumirlas que en forma de cremas? Es la propuesta que nos llega hoy del restaurante Bendita Locura Coffee & Dreams (Príncipe de Vergara, 73. Madrid). Os sugiero que salgáis de los fogones y os toméis una deliciosa crema en este restaurante. Y si preferís disfrutar de las cremas en casa, aquí os dejo las recetas.

Tres cremas, infinitos beneficios

Desde el restaurante Bendita Locura Coffee Dreams nos proponen consumir durante estos meses tres deliciosas cremas: la de setas, la de remolacha o las que incluyen verduras de temporada como los espárragos,  o las de hoja verde como las acelgas o las espinacas.

Crema de setas

Es ideal ya que éstas cuentan con importantes cualidades depurativas por su elevado contenido en fibra y son muy nutritivas. Además tienen pocas calorías y un gran poder saciante. Por si esto fuera poco, nos proporciona calcio, un elemento que permite controlar la irritabilidad nerviosa.

Ingredientes

  • 500 gr. de setas
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 60 ml de leche o nata
  • 1 cebolla pequeña
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Paso a Paso

  1. Lava bien las setas y reserva.
  2. Corta finamente la cebolla.
  3. Añade un chorro de aceite a la sartén y pon a calentar a fuego medio. Rehoga la cebolla durante unos minutos hasta que quede transparente.
  4. Añade las setas a la sartén con la cebolla. Saltea removiendo para evitar que se quemen.
  5. Agrega el caldo a la sartén y deja que coja sabor. Debe cocer durante unos 10 minutos a fuego un poco más alto.
  6. Vierte en un vaso apto para batir y tritura con una batidora hasta que quede con una textura de crema.
  7. Pásalo de nuevo a la sartén, a fuego bajo, y añade la leche o la nata. Remueve despacio hasta que quede todo integrado. Añade sal y pimienta al gusto.
  8. Sirve la crema y buen provecho.

Crema de remolacha

Además de ser deliciosa y muy atractiva para la vista, es una de las hortalizas más ricas en azúcar. Sin embargo, y aunque parezca un contrasentido, es una extraordinaria reguladora de los niveles glucémicos, una buena fuente de fibra y un potenciador natural de las defensas del organismo gracias a su contenido en ácido fólico.

Ingredientes

  • 2 cebollas grandes cortadas en medias lunas
  • 3 remolachas pequeñas peladas y cortadas en cuadrados
  • 3 hojas de laurel
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Paso a paso

  1. En una cacerola, tienes que saltear las cebollas con el aceite, las dos hojas de laurel y un poco de sal durante 12-15 minutos.
  2. Añade la remolacha cortada en cuadrados, una pizca de sal y agua que cubra un tercio del volumen de las verduras.
  3. Lleva a ebullición y reduce a fuego medio. Cubre con tapa alrededor de 20 minutos.
  4. Retira las hojas de laurel y triturar con el pasapurés o la batidora. Tú eliges la textura deseada.
  5. Si lo consideras necesario añade agua poco a poco, hasta que la crema quede con la consistencia deseada.

Crema de espárragos

Es otro de los grandes imprescindibles de temporada. Los espárragos trigueros, gracias a su gran contenido en fibra, no sólo son excelente depurativos, sino que ayudarán a regular el apetito. Además son ricos en vitaminas antioxidantes como la C y la E.

Ingredientes

  • Espárragos
  • Patatas
  • Aceite
  • Sal

Paso a paso

  1. Limpia los espárragos quitando la punta y ponlos a cocer durante cinco minutos. Retira ese agua porque estará llena de tierra.
  2. Realizada esta operació, ahora sí pon en una cacerosa con agua los espárragos y las patatas. Añade un poco de aceite y sal.
  3. Cuando esté bien cocido retira todo el agua y guarda una poquita por si te hiciera falta. Tritura hasta que te quede una textura muy fina.
  4. Si queréis darle un toque más cremoso prueba a añadir un par de quesitos. Mejor light y así seguirá siendo una cremita sana!
  5. Antes de servirla puedes añadir pimienta, y un poco de jamón en tacos. Si además le pones queso rallado y le das un golpe de calor en el horno estará riquísima!!!!