Gofres caseros. Hummmm! Se me hace la boca agua, las tripas suenan como si hubiera tormenta y mi estado de ánimo aumenta por segundos. Vale, ya sé que tienen muchas calorías, ya sé que hay que cuidarse… Pero darse un capricho una vez al año no hace daño.

Además, a los más pequeños les encanta este delicioso postre. Y lo mejor y lo más sano es que prepares tú estos gofres caseros.


Gofres caseros, la forma más sana de saltarte la dieta

Pero, ¿qué es el gofre en realidad? Se trata de una especie de torta crujiente en su exterior, que se cocina entre planchas calientes. Su característica forma en cuadrícula viene precisamente de las planchas tradicionales, originariamente de hierro fundido, con las que se prepara. En Bélgica existen varios tipo de gofres, los llamados belgas de forma genérica y los gofres de Lieja, Liège waffle, propios de esa ciudad.

La receta que hoy os traigo me la ha pasado mi cuñada, Ascen Naveira. Ella es experta en hacer panes y todo tipo de repostería. Por no hablar de lo bien que cocina en general. Pero son sin duda estos gofres caseros los que mejor le quedan. Dicho esto, daros un capricho hoy. Y aprovechando que han bajado las temperaturas, no hay nada mejor que sofá, mantita y un buen postre casero.

Ingredientes

  • 250 gr. harina de fuerza
  • 90 ml. leche entera
  • 25 gr. levadura fresca de panadería
  • 2 huevos medianos
  • Una pizca de sal
  • ½ cdita. esencia de vainilla
  • 125 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 gr. azúcar perlado

Paso a paso

  • Calienta ligeramente en una taza la leche. Y disuelve en ella la levadura fresca. Eso sí, no lo calientes en exceso porque disolverías la levadura.
  • Incorpora en un bol grande la harina y la sal. Mezcla y haz un hueco en la parte central. Justo ahí es donde añadirás la leche con levadura y los huevos. Ayúdate de un tenedor para integrar los ingredientes hasta que logres una masa más o menos homogénea.
  • Ahora toca dejar fermentar la masa. Para ello tapa con papel transparente, durante 30 o 40 minutos en un lugar cálido. ¿Un truco? Déjalo en el horno previamente templadito y apagado.
  • Una vez pasado el tiempo indicado, añade la mantequilla en trocitos y amasa hasta que se haya integrado.
  • Es el turno de agregar el azúcar perlado. Amasa unos minutos más para que el azúcar se mezcle bien.
Masa del gofre. gofres caseros
Tostar en la gofrera. gofres caseros

Y ahora a la gofrera

  • Unta la gofrera, si quieres renovar tu gofrera te recomiendo esta de Amazon, con mantequilla y la calientas. Cuando esté añade una porción de la masa en cada uno de los huecos de la gofrera y cierra.
  • Deja que se cocine durante unos 6 o 7 minutos.
  • Te recomiendo tomar este postre recién hecho, calentito y añadirle un chorrito de chocolate, nata… Bueno, eso ya lo dejamos a tu imaginación y el gusto de tus invitados. ¡Feliz postre!