La cromoterapia es un método que utiliza la luz y distintas gamas de colores como agentes terapéuticos y de regulación en los estados de ánimo. Según Ana García, experta en decoración del Grupo Lo Monaco:  “Esta terapia trasmite un significado reconocido inmediatamente por nuestro subconsciente que se refleja en nuestro bienestar mental y físico.”

De entre las técnicas más conocidas destaca el uso de la pintura para la creación ambientes, el contraste y la combinación de colores, lo que se denomina “cromoterapia ambiental”. Y con la incorporación de elementos naturales se consigue potenciar la experiencia relajante y placentera de un buen descanso.

La cromoterapia invita a experimentar una sensación de confort y tranquilidad en todo el espacio. ·         Así mismo las diferentes gamas de color influyen de manera indirecta sobre nuestro estado de ánimo y, por ende, sobre la calidad de nuestro sueño.

Por ello se recomienda utilizar colores fríos como los azules, verdes o el azul aguamarina que recoge lo mejor de ambos tonos, colores que inducen a la paz, la soledad, la relajación, la reflexión… En concreto el verde representa el equilibrio, la esperanza, la frescura y transmite relax, estabilidad y crecimiento. Y el azul simboliza la estabilidad, la sabiduría y el descanso, y difunde la fidelidad, la seriedad y la armonía.


Cromoterapia: el poder curativo de los colores

De esta forma, aplicar las reglas de la colorterapia en nuestros hogares, puede contribuir al bienestar y a la armonía en nuestro día a día, sin olvidar cuestiones meramente estéticas. Como breve introducción a la materia, podemos establecer la clasificación más simple y extendida sobre colores que existe: colores fríos y colores cálidos, su significado y las sensaciones que nos transmiten.

Colores Fríos

Encontraríamos la gama de violetas, azules, verdes, que inducen a la paz, la soledad, la relajación, la reflexión…etc.

Azul: Simboliza la estabilidad, la sabiduría y el descanso. Difunde la fidelidad, la seriedad y la armonía. Es ideal para decorar, por ejemplo, el salón. Como ves en la imagen destaca la gama de tonos azules.

Salón con sofá azul. cromoterapia

Decoración La Redoute

Rincón con sillón morado. cromoterapia

Hogar Primark

Morado: Señala la elegancia, la serenidad y la madurez. Nos hace sentirnos creativos, románticos y sensuales.

Verde: Representa el equilibrio, la esperanza y la frescura. Nos transmite relax, estabilidad y crecimiento.

Salón con sofá morado. cromoterapia

Artículos de La Redoute

Banco de madera con cojines de colores. cromoterapia

Para el hogar, House of Fraser

 

Colores Cálidos

La gama de rojos, amarillos y naranjas, nos hacen sentirnos vitales, nerviosos, felices…etc.

Rosa: Se distingue por su significado de dulzura, delicadeza y amistad. Nos contamina con su ternura, gratitud y protección.

Rojo: Lo sabemos todos, significa pasión, fuerza y valor. Emite vitalidad, emoción e impulsividad.

Amarillo: Propaga energía, alegría y diversión. Por su lado, nos contagia espontaneidad, originalidad e inteligencia. Si en casa tienes tu rincón de trabajo, apuesta por esta tonalidad en su decoración.

Mesa de estudio. cromoterapia

Detalles de decoración de Argos

Mesitas con floreros. cromoterapia

Muebles TK Maxx

Encimera con batería de color rojo. cromoterapia

Decoración Argos

Cama con colcha en tonos cálidos. cromoterapia

Decoración M&Co