Si como doña Letizia tienes problemas con la suegra, anota la solución


Los problemas con la suegra es un clásico. No es ninguna leyenda, sino algo real como la vida misma. Como prueba el desencuentro ocurrido el pasado uno de abril entre la reina Letizia y su suegra, doña Sofía. Lejos de entrar en debates, que los ha habido hasta la saciedad… Con abucheos a la reina vigente, e incluso con foto de reconciliación: Doña Letizia y doña Sofía llegando juntas al hospital para ver a don Juan Carlos… Hoy vamos a centrarnos en cómo podemos solucionar un problema que nos puede pasar a cualquiera.

Y es que, como dice la psicóloga Alicia López de Fez, “la familia política no es un tema menor. Algunas parejas llegan a la ruptura por la tortuosa relación entre suegras y nueras”.

Los problemas con la suegra pueden llegar a provocar la ruptura de la pareja

A menudo las relaciones entre suegra-nuera pueden provocar más de una discusión en el seno de la pareja. Como explica la experta del Centro de psicología López de Fez, la raíz de los desencuentros: “Tiene dos vertientes. Por una parte, la suegra puede percibir a la nuera como la persona que intenta romper el vínculo madre-hijo y arrebatarle su afecto. Con frecuencia, los problemas surgen porque la suegra establece la siguiente relación: “mi hijo ya no pasa tanto tiempo conmigo. Lo que significa ya no me quiere“. Aunque también es cierto que esto no tiene por qué ser necesariamente así.

“Y por otra parte, -como prosigue Alicia- la nuera también puede verse amenazada por la influencia de la suegra en su marido con sus constantes intromisiones”.

Pero no todo tiene que ser tan tremendista. La propia psicóloga nos confirma que, aunque los problemas entre nueras y suegras y las discusiones suelen ser la tónica general, también existen muchos casos en los que la convivencia pacífica y en armonía es posible. De hecho hay quienes confirman que doña Letizia y doña Sofía hubo un tiempo en el que se llevaron bien. Incluso la reina emérita era la verdadera valedora de la mujer de su hijo. En esta línea, sentencia Alicia: “Hay nueras que encuentran en sus suegras el apoyo emocional de una verdadera amiga”.

 

Atención: ¡alerta! ¡Tenemos un conflicto real!

La psicóloga Alicia López de Fez puntualiza en qué casos la relación puede entrar en conflicto. Lee atentamente y descubre si tú te encuentras dentro de algunos de estos supuestos:

  • Intromisión de la suegra en el modo en que la que la nuera está educando a los nietos y/o lleva la casa (comidas, limpieza, gastos, horarios, …).
  • Excesivo tiempo que el hijo-marido dedica a la madre-suegra, en detrimento de su pareja y sus hijos, si los tiene.
  • Y esta situación se ve acentuada en los casos en los que la suegra se traslada a vivir al domicilio del hijo.

 

“Este tipo de crisis se denomina crisis de pareja por intromisión de la familia política. Lo que suele suceder en estos casos es que la actuación desacertada e inoportuna de la suegra provoca una situación difícil y cargada de tensiones psicológicas.  En este post, nos referimos a la intromisión de las suegras, aunque no tienen ellas la exclusiva. En ocasiones, puede tratarse de un hermano, del suegro”.

Pongamos algunos ejemplos en los que la suegra sobrepasa límites e invade espacios que no le corresponden:

  • Una suegra posesiva incapaz de asumir que su hijo tiene que hacer su vida y que a partir de un cierto momento ella debe pasar a un segundo o tercer plano.
  • Una suegra incapaz de entender la nueva jerarquía de afectos que se produce, que no sabe estar en su sitio, puede llevar – tanto de forma consciente o inconsciente – a una pareja al borde de la ruptura, romper su organización familiar y sembrar de dudas su convivencia.

 

Qué hacer para superar los problemas con la suegra

Las relaciones entre suegras y nueras no están condenadas al fracaso. Muchos de los problemas se pueden superar y solucionar con estas pautas:

  • Con una buena comunicación.
  • Respetando los espacios, los límites…
  • Convirtiendo la competición en colaboración.

Problemas con la suegra: el hijo-marido debe actuar

Por otro lado, cuando surgen problemas con la suegra, ¿cómo debería actuar el hijo-marido? Alicia nos da la solución: “Deberá aprender a posicionarse en la resolución de conflictos, abandonando actitudes pasivas, ambiguas e indecisas que sólo consiguen avivarlos”.

La experta del Centro de psicología López de Fez concluye: “En una situación ideal, la nuera tiene la posibilidad de ganar unos padres y los padres ganar una nueva hija. Enfocar adecuadamente las relaciones con la familia política implica, entre otras cosas, afecto y respeto mutuo”.