V1XMAksfCLg

El cubo de Rubik sí ayuda a desarrollar su inteligencia

Hoy se lo contaba a Calista. Desde hace unas semanas mi hijo se ha vuelto un adicto a los cubos. Recuerdo que nosotras también pasamos por esa moda. Pero, claro, solo existía el mítico Cubo de Rubik’s. En cambio, ahora hay un sinfín de posibilidades, y el arte de los niños deja boquiabierto a cualquiera que le observe durante unos minutos. Son capaces de resolver cubos imposibles en menos ¡de un minuto!

Pues bien, tanto si tu hijo ha cambiado la tablet por el cubo como si no, te interesa saber esto. Verónica Cubillán Murillo, miembro de Saluspot y psicóloga en la Consulta de Psicología Verónica Cubillán, nos desvela por qué es tan bueno resolver el Cubo de Rubik’s: “Es mejor proponer a los niños y adolescentes un problema por resolver condensado en el propio cubo, que requiera habilidades cognoscitivas que podrán ser trasladadas a otras situaciones-problema del día a día. Esto difícilmente puede ser dicho de lo que ofrecen los aparatos electrónicos”.

resolver el cubo de Rubik

Más memoria y más paciencia

Verónica enumera los beneficios de jugar al cubo, desde el punto de vista de la psicología: “Son similares a los que ofrece un tablero de ajedrez, por ejemplo”:

1.       Ejercita la atención y la concentración, ya que es un requerimiento básico para poder emprender y mantener el ejercicio. Atención para enfocar en un primer momento y luego poder mantenerla por mayor tiempo.

2.       Utiliza el razonamiento lógico para realizar determinados pasos. Con la práctica, adquiere mejor capacidad de deducción e intuición en lo que hace. Se encuentra relacionada con la habilidad matemática.

3.       Mejora la capacidad visoespacial en un objeto de tres dimensiones. Resolver el cubo implica el poder detectar similitudes y diferencias entre las partes de un todo, favoreciendo la comprensión del mismo. Lo cual puede traducirse a cualquier otro objeto e incluso al propio cuerpo.

4.       Mejora la planificación y la capacidad estratégica con el fin de conseguir óptimos resultados evitando conflictos. Esto es, poderse anticipar a los pasos a seguir y a los efectos que ello cause en la consecución exitosa de la tarea.

5.       Ejercita la paciencia. Los resultados no serán inmediatos, que es lo mismo que decir practicar la tolerancia a la frustración, la capacidad de espera y perseverancia.

6.       Desarrollo de la memoria, reflejado en la necesidad de estar al tanto de los pasos que ha tomado para llegar al punto en que está y en caso de error, poder volver e ir por otra vía.

7.       Promueve la creatividad en tanto necesidad de idear los movimientos posibles e intentar nuevos caminos para solucionar la tarea. Para resolver el cubo, el individuo se encuentra ante la necesidad de echar mano de sus propias habilidades y retarse a sí mismo para superarlo.

Dicho esto, ya estás tardando en comprar un cubo para ti y otro para tu hijo. La afición unirá vuestros lazos y además ejercitaréis todas las habilidades que hemos mencionado antes.