Llevas unos días trabajando después del parón de la Semana Santa. Y notas como que no tienes fuerzas y que no consigues centrarte. Pues bien, hoy vamos a hablar de cómo superar el estrés postvacacional (claro que más estrés produce no tener un trabajo al que volver. Pero ese es otro tema).

Lo cierto es que las cifras hablan por sí solas y afirman que volver al trabajo después de unas vacaciones es un trauma para el 67.91% de los españoles. Y no lo digo yo, lo dice un estudio realizado por Aora Health en el que han participado más de 850 personas. Un estrés postvacacional cuyas principales manifestaciones son la desgana, el 42.33%, la tristeza, el 14.42% y apatía, el 10.70%.

Superar el estrés postvacacional: cómo adaptarse a la rutina

Afortunadamente, este estrés no dura para siempre y sus síntomas tampoco. Según el estudio, esta situación tiene una duración variable: en el 46.51% de los casos dura al menos una semana. 1 día para el 30.23% de los encuestados, 15 días en el 15.81% de los casos y hasta un mes para el 8.84% de los participantes en el estudio.

A la hora de volver al trabajo después de las vacaciones de la Semana Santa, para los españoles lo “más duro” es madrugar y cumplir con los horarios (37.63%). También la rutina (18.14%), la falta de tiempo (11.63%), la reducción de las horas de sol y la bajada de las temperaturas (11.62%), “volver a empezar” (10.70%), y el trabajo acumulado (10.23%).

Actitud positiva siempre

Dicho esto vamos a analizar una serie de tips para superar el estrés postvacacional. Lo primero que debemos saber es que “el ser humano es muy sensible a los cambios y el estrés postvacacional tiene un origen multifactorial”, comenta Gonzalo Peñaranda, director general de Aora Health.

Volver a la rutina cuesta siempre. Incluso, cuando solo has disfrutado de cuatro días de descanso. “Sin embargo –señala Gonzalo Peñaranda- la mejor manera de abordarlo es desde una perspectiva positiva. Sentirnos felices por tener trabajo, por afrontar nuevos desafíos profesionales… Y poner en marcha otras rutinas como una alimentación saludable, el ejercicio físico, el desarrollo de actividades que enriquezcan nuestra mente y nuestro espíritu”.

Tips para superar el estrés postvacacional

No te incorpores al día siguiente de la vuelta de vacaciones

Tómate las cosas con tranquilidad. Ve paso a paso. E intenta retomar tu rutina gradualmente. Seguro que a estas alturas ya tienes las maletas deshechas. Pero toca lavar y planchar ropa. Pero también hacer la compra, porque seguro que tienes la nevera tiritando. Pues bien, emplea un sistema de prioridades. Seguro que la ropa puede esperar a mañana, pero comer tienes que comer… Pues ya lo tienes claro. Al día siguiente, guarda las maletas, y comienza a colocar poco a poco la ropa.

Comienza el trabajo poco a poco

Si los primero días notas que el trabajo no te cunde de la misma manera, no te agobies. No intentes que el primer día sea igual de productivo que lo fue el último. Asume tareas gradualmente, empezando por las más fáciles o las que más te motivan. La organización será clave en los primeros días.

Márcate pequeños objetivos

Y que se puedan realizar a corto plazo ya que, según los expertos, al proponernos pequeños retos nos ilusionamos con el día a día.

No preveas situaciones negativas

Si exageramos las consecuencias negativas que puede tener nuestra vuelta, realmente crearemos mayor ansiedad y nos sentiremos peor. No hacer un drama de ello ayudará a normalizar la situación lo antes posible.

Emplea un lenguaje positivo

Aunque es importante exteriorizar los sentimientos ante cualquier situación que produzca angustia o ansiedad, trata de utilizar un lenguaje constructivo que transmita positividad. Así es más fácil superar el estrés postvacacional.

Organiza los tiempos: la regla del ocho

Que la autoexigencia no nos frene. Los expertos recomiendan repartir el día entre 8 horas de sueño, 8 horas de trabajo y 8 horas de ocio. Ajústate al esquema lo máximo posible.

Realiza actividades saludables

Desde hacer deporte, llevar una buena alimentación y disfrutar de momentos de ocio con tus seres queridos influyen en tu estado de ánimo. Por eso, es algo que tampoco se debe descuidar los primeros días de regreso.

Apúntate a los descansos afterwork

Es posible que en verano hayamos abandonado también actividades que nos gustan. Por ejemplo, hacer deporte de manera regular, algún curso de idiomas o los descansos afterwork con los compañeros. Así como quedadas con las amigas. ¡Es hora de volver a pensar en ellos! Así lograremos superar el estrés postvacacional.

Mantén unos hábitos adecuados

Regula el consumo de alcohol y cafeína. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central. De hecho puede acentuar la astenia y apatía de estos días y, la cafeína sólo agravará los síntomas de estrés. Cuida más que nunca tus hábitos de sueño e intenta dormir en torno a 8 horas.

Organiza escapadas de fin de semana

O, simplemente, tiempo para ti. Asegúrate de que te queda algo de tiempo libre para divertirte, hacer deporte o retomar algún hobby.

Refuerza tus defensas

Nuestro organismo puede mostrar resistencia ante los nervios de regresar a la rutina reflejando dolor de tripa, vómitos o cefaleas. Por eso, es importante combatir estos síntomas desde el interior. Los probióticos son bacterias “amigas” que ayudan a nuestra microflora intestinal a cumplir su función correctamente. Por ejemplo, ProFaes4 Adultos, que facilita que el sistema digestivo e inmunitario se mantenga fuerte y sano. Precio: 15,90€. De venta en farmacias.