Menos whatsapp y más abrazos

Dos amigas abrazadas en una piscina. Quedar, reír y abrazar a los amigos

Foto cedida por La Redoute http://www.laredoute.es/

Quedar, reír y abrazar a los amigos… ¿Cuánto tiempo hace que no lo pones en práctica? A ver si nos vemos… Uf, es que estoy muy liada, no tengo tiempo para nada. Espera que me escribe Patricia… Ah vale, sigues en línea… ¿Cuántas veces has vivido esta situación?

Así es: no tenemos tiempo para quedar con las amigas, pero si para tirarnos horas y horas consultando nuestras redes sociales, subiendo foto, dando likes, contestando whatsapp… Pero tiempo para vernos en persona, para darnos un abrazo, para mantener una conversación cara a cara… Para eso no tenemos tiempo.

De hecho, según un estudio realizado por la consultora TNS, Connected Life, dedicamos más de dos horas diarias a las redes sociales. Y como apuntábamos en el post ¿A qué somos adictas? 7 de cada 10 españoles se conecta diariamente a internet móvil y observa el dispositivo unas 150 veces.


Quedar, reír y abrazar a los amigos

Eso quiere decir que pasamos mucho más tiempo con nuestros amigos ‘virtuales’ que con los reales. Mal hecho.  Según un estudio, realizado por el área de Psicología de la Universidad de Oxford, quedar con amigas 1 o 2 veces a la semana resulta beneficioso para el individuo. ¿Por qué? Porque mejora su bienestar personal. Como explica la psicóloga Eva Hidalgo “intercambiarse mensajes o los likes en las redes sociales, no se puede comparar el poder de un buen abrazo, unas risas compartidas o la complicidad de vuestras miradas mientras os ponéis al día de vuestros asuntos”. De hecho un estudio realizado por médicos y psicólogos de las universidades de Brigham Young y Carolina del Norte descubrieron que la falta de relaciones sociales tiene un efecto negativo para la salud. Equivale, incluso, a fumar 15 cigarrillos o beber dos vasos de alcohol al día. Si quieres ver más datos sobre los beneficios de la amistad, echa un vistazo al post quedar con las amigas es bueno para la salud.

Más cara a cara y menos emoticonos

Eva Hidalgo nos advierte también de los peligros que se puede generar cuando nuestra comunicación se basa exclusivamente en mensajes de whatsapp: “Podemos correr el riesgo de “enfriarnos” con la otra persona. O incluso generar malentendidos que pueden estropear nuestra relación. Tenemos que tener en cuenta que sólo un 7 % de la comunicación tiene que ver con el lenguaje verbal (lo que decimos). Mientras que el 93 % hace referencia a nuestro lenguaje no verbal (gestos, posturas…) y paraverbal (tono de voz)”.

Esto quiere decir que “una buena charla en vivo y en directo te va aportar mucha más información sobre cómo está la otra persona que veinte emoticonos juntos. Nadie como tú sabrá reconocer las señales no verbales de tus amigas, y descifrarlas para poder empatizar con su situación. Así como reconocer si están pasando un buen o mal momento…”

¿Qué sucede con esto cuando estamos hiperconectados con la tecnología, pero desconectados físicamente?

Además al ser seres sociales, necesitamos relacionarnos con otras personas. De esta manera aprendemos de otros, cubrimos nuestras necesidades de pertenencia a un grupo. Y ofrecemos y recibimos cariño y apoyo. ¿Qué sucede con esto cuando estamos hiperconectados con la tecnología, pero desconectados físicamente? “Pues que nos perdemos, por ejemplo, las consecuencias positivas de sentirnos apoyados, queridos, o incluso, el efecto en nosotros de recibir un buen abrazo”, enfatiza la psicóloga.

Además, cuando hablamos con los amigos a través de redes sociales podemos estar haciendo otras cosas. ¿Qué ocurre entonces? Que no prestamos toda la atención que la otra persona necesita. Por tanto, corremos el riesgo de no dar la importancia necesaria al problema que nos están contando.

Descienden los niveles de estrés

Por todo lo dicho, la psicóloga Eva Hidalgo “quedar, reír y abrazar a los amigos es bueno para nuestra salud”. Además, nos aporta una razón más: “Cuando alguien nos abraza liberamos la hormona oxitocina, la cual disminuye los niveles de cortisol y adrenalina, y nos ayuda a relajarnos y sentirnos bien.” Por estos motivos, es necesario mantener una vida relacional “fuera de la tecnología” donde puedas ¡quedar, reír y abrazar a tus amigos!