¿Dónde he puesto las llaves? ¿Qué te he dicho que tenía que comprar? Uf, se me ha olvidado lo que te iba a preguntar. ¿Cuántas veces te has visto en estas situaciones? No te alarmes. El cerebro es un músculo que podemos ejercitar y tú necesitas mejorar la memoria. Eso sí en las situaciones anteriormente expuestas es posible que no prestaras atención cuando recibiste la información. Si quieres saber qué es la memoria, cómo funciona y cómo ejercitarla, sigue leyendo.

Sin memoria no aprendemos

Decía William Shakespeare que “la memoria es el centinela del cerebro”. “A través de la memoria accedemos a la información de nuestra experiencia vital. Por lo que su adecuado funcionamiento es básico para manejarnos de forma óptima en nuestra vida cotidiana. Es uno de los procesos más importantes del cerebro y resulta esencial para nuestra capacidad de aprendizaje. Sin memoria, no podemos aprender cosas nuevas y sin recuerdos, terminamos perdiendo nuestra propia identidad“, son palabras de Robin Rica Mora, miembro de Saluspot y psicólogo sanitario en Instituto Centta.

¿Por qué no lo recuerdo?

El funcionamiento de la memoria además guarda estrechísima relación con otra de las funciones básicas de nuestro cerebro: la atención. Así nos los explica el psicólogo: “El cerebro humano no almacena y clasifica todos los estímulos que recibe, sino que optimiza los recursos que tiene para no saturarse. De esta forma inhibe la información irrelevante y procesa la información que resulta mas útil”.

El experto de Saluspot nos confirmar que con los años, las capacidades cognitivas van descendiendo en comparación con años anteriores. Sin embargo, este envejecimiento cognitivo no resulta patológico sino que forma parte del proceso natural del organismo, al igual que ocurre con otras funciones. Por el contrario, los procesos de demencia como la demencia tipo alzhéimer requieren de una atención especial y de un abordaje multidisciplinar que ayude a contener el deterioro.

Alimenta y ejercita tu memoria

Dicho esto, ¿qué podemos hacer para mejorar nuestras habilidades cognitivas y tener un envejecimiento cerebral más saludable? En aras del rigor, recurriremos a lo que dice la ciencia al respecto. En el año 2015 unos investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, realizaron un estudio del que podemos extraer algunas pistas con aval científico que nos puedan ayudar a mejorar la memoria. Eso sí como dice el psicólogo Robin “sin esperar milagros”:

  1. Dieta mediterránea más aceite de oliva. Se ha observado que una mayor adherencia a la dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva, mejora la cognición global y la memoria. Además de que se relaciona con un menor riesgo de deterioro cognitivo y enfermedad de alzhéimer.
  2. Suplementación de isoflavona de soja. Es un elemento básico de la dieta tradicional de algunos países asiáticos y hay estudios que apuntan que su inclusión en la dieta tiene un efecto de mejora sobre la memoria.
  3. Atención plena (mindfulness). Además de ser una de las terapias de tercera generación y un abordaje ampliamente extendido, se ha observado que las actividades basadas en la atención plena como el Tai-chi mejoran el funcionamiento cognitivo global.
  4. Mantenerse activo intelectualmente. Esto actúa como factor protector del deterioro de la memoria. El peor enemigo de nuestra memoria es la rutina. Por eso, es recomendable hacer cada día algo distinto. Por ejemplo, varía el trayecto para ir a la oficina, o cambia la ruta por la que siempre vas a recoger a los niños al colegio. Además, de Tai-Chi, otro día puedes realizar yoga y otro gimnasia en casa. Y si además de hacer gimnasia, prueba a tejer tu memoria te lo agradecerá. Este ejercicio tan ancestral esconde en realidad grandes beneficios para tu salud física y mental. Desarrollas la creatividad, alivias el estrés, fomentas las relaciones sociales al compartir técnicas, focalizas tu atención y cumples tus objetivos.

Dicho esto, ¿serías capaz de recordar algunos de los 4 pasos que hemos explicado aquí para mejorar la memoria? Intenta acordarte de alguno de ellos, este también es un buen ejercicio para reforzar tu memoria.