A finales de la semana pasada, WhatsApp anunció el lanzamiento de una nueva versión del ‘estado público’ de WhatsApp. Para mí esta noticia había pasado inadvertida. Sin embargo, para mi hijo no. Enseguida vino a preguntarme en qué consistía. Tras hacer las averiguaciones pertinentes di con la empresa de seguridad Panda. ¡Ojo! porque según dicha empresa esta nueva versión podría no ser tan segura.

Primero infórmate

La nueva versión de WhatsApp se trata de un clon de lo que ya hacía Snapchat desde sus orígenes y al reciente Instagram Stories. Es decir, permite añadir imágenes y vídeos de una forma fácil y segura. Sin embargo, desde Panda Security aseguran que “tras haber realizado varios estudios del comportamiento de las personas en las redes sociales, hemos detectado potenciales riesgos que todos los usuarios de esta nueva versión de WhatsApp Status deberían conocer”.

Ojo con lo que mandas

Por defecto, los cambios de estado son visibles para todos los contactos que hay en el teléfono. Por tanto, se puede compartir una información de ámbito privado con personas del trabajo, familiares o cualquier persona con la que no tenemos la confianza suficiente.

Los menores en riesgo

La citada empresa de seguridad también nos advierte de que el principal riesgo que entraña WhatsApp Status es el uso que le pueden dar los menores a esta red social. Si no hay una supervisión continua de lo que hacen los niños con sus móviles, caben muchas posibilidades de que publiquen en su estado alguna foto o vídeo con imágenes comprometidas.

Piensa que tu hijo puede enviar información que afecte a su privacidad. En el mejor de los casos tú te enterarás de lo ocurrido y le caerá una regañina. Pero puede darse el caso de que la publicación de un estado comprometido le convierta en objeto de burlas, acoso… O que vaya a parar a manos de cibercriminales, pederastas…

¿Y si los hackers vulneren la seguridad de WhatsApp?

WhatsApp es una plataforma muy robusta y segura. Sin embargo, también se trata de una aplicación que usan miles de millones de personas. Por ello, hay que tener mucho cuidado en no compartir información sensible. Los hackers están siempre buscando alguna brecha de seguridad para hacerse con la información personal de los usuarios y sacar algún beneficio de ella. Así, si los ciberdelincuentes encontrasen la forma de hackear WhatsApp Status y acceder a algún contenido desafortunado que compartiste hace algún tiempo, podrían utilizarlo para extorsionarte.

Tu información personal podría ser utilizada

Asimismo, observando todo lo que se comparte en esos vídeos y fotos del estado efímero de Whatsapp, los cibercriminales podrían obtener información personal de los usuarios. Por ejemplo, si conocen el colegio al que van tus hijos o dónde viven, podrán hacer otro tipo de chantajes.

Aparición de aplicaciones piratas

Estas aplicaciones pueden hacernos creer que van a añadir nuevas funcionalidades al estado del WhatsApp. Generalmente, son un fraude aquellas que aseguran que se puede ver el estado de otro usuario pasadas 24 horas, o las que prometen que verás los estados de desconocidos.

Estafa para ‘influencers’

Con los nuevos cambios, WhatsApp se parece más a otras redes como Instagram o Snapchat. Por lo que será probable la aparición de ‘influencers’ y, con ellos, los estafadores que te animarán a seguirles a cambio de miles de otros ‘followers’. Con estos engaños, los hackers podrían apropiarse de tu cuenta y, de nuevo, chantajearte.

¿Y si buscas pareja?

Los hackers también pueden aprovecharse de quienes pretenden ligar a través de esta función. Tras contactar, podrán establecer una relación fraudulenta para obtener beneficio económico.