¿Es posible llegar al orgasmo solo con la mente? ¿Se puede alcanzar el clímax sin estimulación? Eyaculación femenina, ¿mito o realidad? Con motivo del Día Mundial del Orgasmo Femenino, Raquel Fernández y Noelia Luna, sexólogas del centro Ishtar, desvelan curiosidades que seguro no conocías relacionadas con el clímax de las mujeres.

El orgasmo femenino no tiene, realmente, ningún tipo de función biológica. Se ha especulado con la posibilidad de que las contracciones del útero pudieran servir para ayudar a los espermatozoides a llegar al óvulo. Sin embargo, se trata de una teoría que no está del todo demostrada. “Una vez leímos que el orgasmo femenino es simplemente un regalo de la evolución porque el clítoris es el único órgano de nuestro cuerpo cuya finalidad única es proporcionar placer. Curioso, ¿verdad?”, cuentan las sexólogas del centro Ishtar.


Curiosidades sobre el orgasmo femenino

Orgasmo sin estimulación

Es posible alcanzarlo. Existen los orgasmos espontáneos que pueden surgir en cualquier situación del día. Los más conocidos son los que ocurren en sueños.

Orgasmos mentales o neuro-orgasmos

Los que surgen con ayuda de nuestras propias fantasías. Nuestro principal órgano sexual es el cerebro, nunca hay que olvidarlo. El orgasmo se origina en el cerebro, por eso es posible alcanzarlo sin estimulación genital.

El orgasmo actúa como analgésico

Se acabó la excusa del dolor de cabeza. Esto es debido a la liberación de oxitocina, una hormona analgésica o la hormona del amor, como es más conocida. La buena noticia es que no hace falta esperar al orgasmo, la hormona se libera desde el comienzo de la relación erótica, e incluso cuando pensamos en sexo.

El orgasmo femenino dura más en relación al masculino

El promedio de una mujer es entre seis y diez segundos, el del hombre entre cuatro y cinco.

El clítoris, gran protagonista

La mayoría de las mujeres llegan al orgasmo sólo a través de la manipulación del clítoris.
La experiencia importa. Los orgasmos suelen mejorar con la edad. ¡No todo iba a ser malo!
El cuándo también importa. El mejor momento para tener orgasmos es durante el periodo.

Los trucos infalibles para llegar al orgasmo

Déjate llevar

Lo más importante es no obsesionarse con la idea de llegar ya. Disfrutar de la relación sin obsesionarse. Olvídate de todo y deja que tu mente fantasee, y sobre todo, aparca tus inseguridades y tus miedos.

Conócete y explórate

La masturbación es el mejor camino para saber qué y cómo te gusta. Con esto podrás guiar a tu pareja y hacerle partícipe de lo que realmente te excita. Comunicación, no esperes a que tu pareja adivine. No te olvides de explorar la zona del periné, ya que ahí confluyen numerosas terminaciones nerviosas que, al ser acariciadas, producen sensaciones muy placenteras.

 Mujer en la cama. orgasmo femenino

Conjunto de lencería 17€ (Foto cedida por Primark)

Posturas pro-orgasmo

Existen algunas posiciones que favorecen la consecución del orgasmo durante la penetración. Estas posturas son aquellas en las que se estimula el clítoris. La más fácil es aquella en la que la mujer se sitúa encima del hombre con movimientos de rotación más que de vaivén. Prueba diversas posturas y movimientos hasta encontrar aquel que te facilita el orgasmo.

¿Conoces el punto U?

Se encuentra entre los labios mayores y el inicio de la vagina. Es una zona altamente sensible, ¡búscala!
¡Bordea! Estimula las regiones más sensibles poco a poco y baja la intensidad cuando se acerque el clímax (o incluso detenerla) para comenzar de nuevo. El placer irá in crescendo y el orgasmo será más intenso y rápido.

Fantasea, fantasea y fantasea. El cerebro es nuestro órgano sexual más potente. Recuerda, la imaginación es tu mejor aliada. Echa un vistazo a este post si quieres más claves para recuperar la pasión con tu pareja.