Lo primero felicidades a todas porque es el día de la mujer. Sí, porque todas somos mujeres trabajadoras. Me pongo de muy mal humor cuando escucho comentarios del tipo: ¿pero tú no trabajas? Y esos comentarios vienen de una mujer y van hacia otra mujer. Una trabaja en una oficina y la otra está a cargo de su casa. ¿Cómo podemos seguir utilizando ese tipo de expresiones entre nosotras mismas? ¿Habéis probado a coger un día de vacaciones y asumir todas las tareas del hogar, además del cuidado y atención de los más pequeños? Bueno, tenía que decirlo. Ahí dejo abierto el debate, aunque siento deciros que hoy no es el que nos ocupa.

Trabajo y conciliación

Dicho esto vamos a centrarnos.  El lema de 2017 para el Día Internacional de la Mujer es «Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030». De cómo está la situación de las mujeres en el trabajo y de la conciliación hemos hablado con la coach Ana Zabaleta.

LLAMAMELISTA. ¿Qué podemos hacer las mujeres para mejorar nuestra situación en el trabajo (si es que está en nuestra mano)?

ANA ZABALETA. Claro que siempre podemos mejorar nuestra situación en el trabajo, e incluso irnos si este no nos gusta. Siempre elegimos. Está claro que hay decisiones complicadas, porque están por un lado los deseos y por otro lado las obligaciones, y necesidades. El problema es que el lugar en el que nos encontramos en el presente, es consecuencia de las pequeñas decisiones que hemos ido tomando en el pasado.

LL. Entonces…

AZ. Si realmente quieres un cambio tendrás que comenzar a tomar decisiones al respecto, aunque te pueda costar algún sacrificio. Lo que también es cierto, es que esas decisiones no tienen que ser drásticas, tal que: “Dejo mi trabajo ya”. Pero sí podría ser algo como: “Me voy preparando, voy buscando otra cosa”. Voy comenzando a desarrollar mi emprendimiento paralelamente hasta que pueda dejar este trabajo.

LL. ¿Y si no queremos cambiar de trabajo pero sí conseguir mejoras…?

AZ. Con una buena comunicación, negociación, y sobre todo aportando valor, se pueden conseguir mejoras. Lo que está claro, es que tu jefe no te va a subir el sueldo, ni mejorar tu situación u horarios por tu cara bonita. Debes aportar valor, negociar, que al jefe le interese darte la mejora, porque a cambio él también va a conseguir otra mejora. Como empleadas, también tenemos que aprender a vendernos y a negociar.

“Las mujeres somos multitareas”

LL. Hay una leyenda urbana que dice que las mujeres son peores jefas que los hombres… ¿Qué nos hace diferentes a las mujeres de los hombres en cuanto a capacidad de trabajo?

AZ. Claro, eso sería entrar en etiquetas y generalizaciones. Es cierto que los hombres son muy de ejecutar de forma enfocada, y las mujeres somos más multitareas. Pero realmente creo que aquí lo importante es que hagamos equipo, no separación. Y que cada uno aporte lo mejor, hablando de sexos o de cualquier otra capacidad, hay personas que se les da mejor un tipo de trabajo y a otras otro.

LL. En la actualidad, ¿quién ‘pelea’ más por conciliar trabajo y familia?

AZ. La respuesta que voy a darte es muy subjetiva. Pero sí, efectivamente creo que la mujer. También es porque la propia mujer se ha autoadjudicado responsabilidades, y muchas veces, ellos no se responsabilizan tanto, porque no los dejamos, y bueno, por otro lado están muy cómodos y se dejan. Pero ojo, no quiero con esto, acabar atacando como siempre a la mujer, porque realmente lo hacemos así, quizás muchas veces porque no sabemos hacerlo de otra forma. Lo importante es que tomemos conciencia y nos hagamos responsables de nuestra mejora, comenzando por soltar algunas responsabilidades “empezando por las que no nos afecten directamente”, dejándolas en manos de ellos.

“La sociedad es tan responsable en la educación de los niños como los padres”

LL. En este sentido, ¿qué papel juega la maternidad?

AZ. La condición de la maternidad también hace que la mujer sienta más necesidad de pedir esa conciliación. Aunque realmente entre todos deberíamos de trabajar por ella, puesto que la educación de los pequeños, es responsabilidad de ambos padres, y de la sociedad en general. Y esos pequeños formarán parte de nuestra sociedad futura, y lo que se haga con ellos, al final nos afecta a todos. Creo que la sociedad, es tan responsable en la educación de los niños como los padres.

Puedes seguir a Ana Zabaleta en…

 www.anazabaleta.com

www.coachdelaempresaria.com/youtube