Volvería a forrar mis carpetas con él (David Beckham)


Vale, tengo 45, peino canas, en el pelo y a veces en el alma. Pero también tengo ojos (acusando ya la presbicia, menos mal que hay gafas monísimas).

Pero para verle a él no necesito gafas. Es imposible resaltar aún más esa belleza innata que tiene David Beckham (43 años). Ay, David, que poco me gusta el fútbol, pero cómo añoro volver a verte sobre el campo… Pero si me he comprado las revistas que llevan en portada la boda del año (sobra decirte que es la de Meghan y Harry) y no por ver a los novios… NOOOOO. Es por verte a ti, por recortarte y trasportarme a mis quince años cuando forraba mis carpetas con las fotos de mis ídolos… Léase, Luis Miguel, Hombres G, Secretos…

David Beckham: has conseguido eclipsar a George Clooney

Y ahora tú. Qué porte, qué saber mirar… Pero si has conseguido lo imposible: eclipsar al mismísimo George Clooney. ¿Os podéis creer que le veo pelín ‘viejuno’ y algo ‘horterilla’ con el traje que escogió para la boda?

En cambio, Beckham, tú, ibas ideal (dicen que fue Victoria la que le escogió el modelito). Si es así, gracias Victoria. Gracias, Victoria, que no te dará el príncipe Harry. Porque David también a él le ha eclipsado. Y es que mucho decir que en las bodas no se debe eclipsar a la novia… pero ¿qué pasa con el novio? A buen seguro que será lo que se esté preguntando el pobre Enrique.

Termino mi desahogo pidiendo perdón al señor que cada mañana me incita a tomar un café, vamos Clooney, y presentando mis respetos a Lady Victoria Beckham… Pero es que David nos ha vuelto a enamorar a todas. Nos hemos quedado todas clavas en su Instagram…

A falta de carpetas, creo que me lo voy a descargar como fondo de pantalla. Encenderé el móvil una y otra vez para alegrarme el día… Que estás triste, miras la imagen de Beckham, cierras los ojos, e imaginas que él te consuela. Que estás alegre, razón de más para mirarle… Larga vida… ¡A DAVID!