Seguramente durante estos días has escuchado hablar de la fibromialgia. No disimules. Seguro que, aunque sea haciendo zapping, te has enterado que de que la mujer de Jesulín de Ubrique, María José Campanario, supuestamente sufre esta enfermedad.

Pero, ¿qué es realmente esta dolencia? El fisioterapeuta Roberto Ruiz Santiago, de Saluspot, nos da todos los detalles en su blog. “La fibromialgia es una enfermedad de carácter crónico. Presenta dolores musculoesqueléticos generalizados, no articulatorios. También cursa con hipersensibilidad exagerada en múltiples puntos predefinidos del cuerpo, sin presentar alteraciones orgánicas demostrables”.

Afecta más a las mujeres

En palabras del fisioterapeuta, la fibromialgia afecta con mayor frecuencia a mujeres mayores de cuarenta años que hayan sufrido, además, algún conflicto emocional previo. La sintomatología de la fibromialgia es muy variada. Esto dificulta enormemente el diagnóstico, ya que es fácilmente confundible con otras patologías.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas principales son la presencia de dolor musculoesquelético difuso y generalizado. Este afecta, al menos, a tres zonas diferentes del cuerpo durante un periodo de tiempo muy largo (como mínimo tres meses).

  • El dolor suele ser intenso y en muchas ocasiones difícil de describir. En general, empeora con el ejercicio físico intenso, el frío y el estrés emocional.
  • Las zonas del cuerpo en la que, con mayor frecuencia, se presentan estos dolores suelen ser la región lumbar de la espalda, el cuello, el tórax y los muslos.
  • Además puede presentar muchos otros síntomas muy variados como la sensación permanente de fatiga. Así como el sueño no reparador, rigidez generalizada, incontinencia urinaria, migrañas, movimientos paroxísticos en las extremidades y problemas de coordinación motora, dificultades para la concentración, e incluso, alteraciones en la visión (fosfenos) y en la audición (acúfenos).

¿Por qué se produce?

“Hasta el momento se desconocen las causas que provocan esta enfermedad. Sin embargo, se cree que es una patología multifactorial causada por cambios hormonales, fatiga, problemas de sueño e infecciones diversas. Y los últimos estudios revelan, con mayor seguridad, que el origen de la fibromialgia puede ser neurológico, y que el dolor resultaría de desequilibrios neuroquímicos a nivel del sistema nervioso central que generan alodinia e hiperalgesia (hipersensibilidad) generalizadas”, apunta el experto de Salusopt.

El tratamiento osteopático resulta eficaz

Aunque la fibromialgia no tiene cura aún, el tratamiento osteopático resulta muy eficaz para paliar los dolores y el resto de síntomas que causa, para que el paciente pueda recuperar la energía necesaria para su vida diaria.

“Es muy importante la constancia en el tratamiento, ya que al ser crónica, los síntomas reaparecerán si se interrumpe el tratamiento. Mediante la osteopatía se pretende recobrar el equilibrio estructural y funcional. Dependiendo de cómo afecte a nuestro cuerpo, el especialista empleará la osteopatía estructural, visceral o craneosacral”.

Un tratamiento de acupuntura puede resultar muy eficaz para combatir estos dolores, “ya que esta disciplina tratará de abarcar todos los focos de dolor, y la raíz de ellos, tomando el cuerpo como un todo interconectado por canales de energía, ayudando al sistema nervioso a eliminar el dolor”.

Presta atención a la alimentación

Los pacientes con fibromialgia constituyen un grupo de riesgo de padecer enfermedad celíaca. “Por este motivo cuidar la alimentación es muy necesario, además de útil para la propia fibromialgia. Es muy importante que un especialista observe cómo afectan los alimentos a nuestro estado físico y emocional“, enfatiza el fisioterapeuta.

En este caso, el organismo de cada paciente reaccionará de una manera particular a los distintos alimentos, siendo más sensibles a unos o a otros. “Por ello es importante recibir consejo profesional, para un buen y eficaz asesoramiento”, recomienda Roberto Ruiz.