Hoy se celebra el Día Europeo de la prevención del Cáncer de piel. Y qué mejor momento para recordar algunas precauciones que debemos tomar para cuidar la piel en verano. Ten en cuenta que el  verano es una de las épocas del año en que nuestra piel es castigada por un mayor número de factores externos, empezando por una excesiva exposición al sol y una escasa o equivocada protección en algunos casos. Por lo tanto, cuidar la piel en verano es algo que todos debemos tomarnos en serio.

Anota los tips para cuidar la piel en verano

Para aclarar todas nuestras dudas contamos con Adela Rodríguez, fundadora de la empresa Sileä Cosméticos. La experta nos cuenta qué debemos hacer, cómo, y cuáles serían los productos imprescindibles durante nuestras vacaciones en la playa, la montaña o las largas jornadas de piscina.



Precauciones antes de exponernos al sol

Es muy importante preparar la piel para broncearnos bien y conservar el tono durante más tiempo. Realizar un peeling suave para exfoliarla de manera regular e hidratarse bien, es esencial para conseguir el objetivo deseado. Debemos aplicar el protector solar al menos treinta minutos antes, una cantidad generosa y siempre sobre la piel seca y limpia. Es importante que no haya restos de perfume o desodorantes sobre la misma. Pueden causarnos manchas. Hay que renovar su aplicación cada dos horas y después de tomar un baño. Además de evitar las horas centrales del día y utilizar elementos de protección adicional como ropa protectora adecuada,  gafas, sombrilla, etc.

Tubo de Crema limpiadora para cuidar la piel en verano

Crema limpiadora Regenerist, de Olay

Crema Iluminadora para cuidar la piel en verano

Crema Iluminadora Regenerist Luminous, de Olay

Illumino Face Oil. Cuidar la piel en verano

Illumino Face Oil, de Colbert

Crema de contorno de ojos. Cuidar la piel en verano

Contorno de Ojos, de Olay

Sol sí, pero con precaución

El sol es necesario para nuestro organismo, nos permite sintetizar vitamina D y nos ayuda a liberar endorfinas. Pero siempre debemos tomarlo con protección y precaución. El tiempo de exposición adecuado dependerá mucho del lugar donde nos encontremos,  no es lo mismo tomar el sol en Londres que en el Caribe, ya que según la latitud donde estemos la incidencia del rayo solar será más directa e intensa. Influyen también otros factores con la estación del año, la altitud y el medio en que nos encontremos: arena, césped, agua, nieve, etc… ya que la refracción de la luz varía.

La dieta del bronceado

Nuestra capacidad para broncearnos viene dada por el fototipo de nuestra piel, que está determinado por las características de la pigmentación de la piel, ojos, cabellos y la facilidad para broncear. Una dieta adecuada rica en frutas y verduras (zanahorias, calabaza (conoce todos los beneficios de la calabaza en este post), papaya, mango, tomates) puede ser nuestra gran aliada a la hora de conseguir un buen bronceado. Estos alimentos son ricos en betacarotenos, anti-oxidantes y ácidos grasos que nos ayudan a potenciar la pigmentación, activar nuestra melanina y nutrir la piel. Echa un vistazo a nuestra receta de salmorejo y crema de calabaza.

 

Protección solar no solo en la playa

Aunque la exposición al sol promueve la síntesis y la producción de vitamina D, si no se toman medidas preventivas necesarias para una exposición prolongada, el envejecimiento prematuro da sus primeros pasos, así como la aparición de manchas, arrugas finas y flacidez prematura.

Para proteger nuestra piel del sol este verano, debemos hidratarla con mucha frecuencia para reponer el agua que pierde mediante la transpiración y, por supuesto, aplicar protección solar.  Leticia Carrera, directora de los centros de tratamiento estético-médicos Felicidad Carrera y asesora de Olay, recomienda usar protector siempre que estemos fuera de casa: “El simple hecho de andar por la calle en verano requiere de un buen protector solar, mínimo SPF 30, para evitar el fotoenvejecimiento y otros daños. Por otro lado, un sombrero y gafas de sol son importantes y, también, si el tiempo de exposición al sol es continuada, hay que reponer la protección cada dos horas”.

Presta especial atención a tu rostro

Leticia Carrera, de Felicidad Carrera y asesora de Olay, nos facilita la rutina que debemos realizar en verano para cuidar nuestra piel y no lamentarnos en invierno.

Limpia
La limpieza del rostro es el paso previo para que los ingredientes de los productos posteriores, hidraten y penetren a la perfección y en profundidad. Sin una buena limpieza se podría producir un efecto adverso.

Protege tus ojos
Un reciente estudio realizado por los científicos de Olay, ha señalado que el área de los ojos envejece antes que las demás zonas del rostro. Por eso se recomienda empezar a usar cremas para el contorno de ojos a una edad temprana. Por ejemplo serum reafirmante para el contorno de ojos de la nueva gama Olay Eyes.

Hidrata y protege del sol
Como ya hemos comentado es fundamental hidratar nuestra piel. Y en el caso del rostro con razón de más. Es una de las zonas más delicadas de nuestro cuerpo. Hidratar y aplicar protección solar es vital.

Sigue esta rutina en verano

Y para terminar los expertos de Clínica SOFT nos dan 5 consejos para poner en práctica este verano y cuidar nuestra piel.

Bebe mucha agua
Tener la costumbre de beber agua es básico para mantener una dieta sana y equilibrar el PH de la piel. Haz caso a lo que te dice tu cuerpo y bebe una media de 2 litros al día. Es un punto de frescor vital para el cuerpo y la piel.

Adiós al tabaco
Fumar es malo, produce cáncer y otros muchos problemas de salud. Pero… ¿Sabías que también favorece la deshidratación? Ya sabes, si quieres tener un aspecto sano y joven, es el primer vicio a eliminar.

Protección y cremas hidratantes
Seguramente ya las uses, pero es un buen momento para reforzar su aplicación. No te olvides de ellas en ningún momento. Especialmente si estás expuesta al sol y los agentes externos que dañan la piel a diario.

Alimentación saludable
Una dieta variada y sencilla es lo más recomendable. Y no solo para tu salud, sino para mantener el cuerpo hidratado y aportarle todos los nutrientes que necesita. Así, la carne, el pescado, la verdura o frutas de temporada como la sandía, la piña o el melón, son ricas en proteínas. Además contienen un alto índice de agua, muy beneficiosa para la dermis.

Consume menos alcohol
Sí, es época de disfrutar con los amigos, de salir y tomarse alguna que otra copita…. Pero siempre con control y cabeza. Recuerda que las bebidas alcohólicas tienen un efecto deshidratador muy fuerte. Esto no es nada beneficioso si hablamos de lo que necesita tu piel en verano. En todo caso, prueba a pasarte a la cerveza sin alcohol que nos aporta muchos beneficios.