¿Un postre cargado de azúcar? No, gracias. Beneficios de no consumir azúcar

Una foto publicada por Paula Echevarria (@pau_eche) el

Estoy como Paula Echevarría, deseosa de comerme un delicioso postre cargado de azúcar. ¿Os ha pasado alguna vez que que de repente os entran unas ganas enormes de tomar algo dulce? ¿Es tan malo como lo pintan? Para resolver estas cuestiones, he hablado con Conchita Vidales, director médico de Nutrimedic.

¿Por qué el cuerpo nos pide azúcar?

La doctora Vidales nos lo aclara: “El cuerpo nos pide azúcar porque es un carbohidrato necesario para darnos energía y es recomendable en ciertas cantidades porque es el combustible del cerebro. Lo mejor que podemos hacer para obtenerlo de forma natural es recurrir a carbohidratos saludables: pan, arroz, frutas frescas, hortalizas y verduras. Y solo de vez en cuando algo de chocolate (si lo tomas en pequeñas dosis no engorda). Tiene que ser a partir de un 70 por ciento de concentración de cacao”.


¿Cuánto debemos tomar?

Digamos que el azúcar es una sustancia necesaria en nuestro organismo. Pero es importante saber utilizar fuentes saludables que nos la proporcionen. Y sobre todo, tomarla en la medida necesaria. “Las fuentes donde podemos encontrar azúcar son muy diversas. No es lo mismo echar una cucharadita de azúcar blanca (monosacárido ) a un café, que comerse un plátano (que posee azúcar en forma de disacáridos: de fructosa y glucosa)”, aclara la Conchita Vidales.

Desde 2014, la OMS recomienda que las personas reduzcan la ingesta de azúcar a menos del 5 por ciento de la ración calórica diaria. “Es decir máximo de 6 cucharillas al día. El problema es cuantificar no solo el que añadimos sino el que contienen los alimentos. Por ejemplo, un simple yogur contiene unos 16 gramos de azúcar. Es decir, prácticamente lo que debería consumir un niño a diario como máximo. Y lo mismo ocurre con otros alimentos como las galletas (24 gramos son azúcares por cada 100 gramos de galletas). Así que si consumimos este tipo de alimentos, deberemos no incluir mas azúcar en la dieta de ese día”.

En exceso puede provocar estreñimiento

Parece una moda. Seguro que has leído en miles de artículos “he dejado de tomar azúcar y esto es lo que me ha pasado”. Pero ¿es tan beneficioso como dicen? La doctora Conchita Vidales lo analiza: “Vivir sin azúcar no solamente quiere decir evitar comer alimentos dulces y azucaradas, también quiere decir que evitaremos harinas blancas o refinadas. Todo esto puede sonar muy exagerado. Sin embargo, mantener una dieta libre de estos alimentos te ayudará a tener más energía y mayor rendimiento. No solamente sentirás un cambio de actitud, sino un cambio físico. Tu cuerpo entrará en una sintonía natural que te sorprenderá en las primeras semanas de haber comenzado con esta nueva forma de vida”.

Ten en cuenta, además, que el azúcar “puede provocarnos problemas de estreñimiento y otras dolencias. Al eliminarlo de nuestra dieta mejoramos nuestra salud digestiva, a la vez que mantenemos un peso equilibrado”.

Menos azúcar blanco refinado, más energía

Eso sí, no todos los azúcares son iguales.  El tipo de azúcar que puede afectar gravemente a la salud es el azúcar blanco refinado, que está presente en panes, en las comidas procesadas, galletas, o pasteles, entre muchos otros alimentos. Si lo eliminas de tu dieta, estos son los beneficios, según la doctora Vidales.

  • Los niveles de energía mejoran. El exceso de azúcares en el organismo puede ser una de las causas de esos “bajones” que pueden interrumpir nuestras actividades diarias. El consumo excesivo de azúcar bloquea la capacidad del cuerpo para mantener las reservas de energía en lo más alto. Reduciendo al máximo el consumo de azúcar, esos “bajones” de energía serán parte del pasado.
  • Protección hepática. La fructuosa y la glucosa en exceso pueden provocar en el hígado un efecto tóxico similar al que se experimenta con el consumo excesivo de alcohol. Los expertos recomiendan hacerse una limpieza hepática periódicamente para reducir los riesgos de tener problemas en el hígado a causa del consumo de azúcar.
  • Regular el peso. Los alimentos azucarados también suelen tener altos niveles de grasas, carbohidratos y calorías, que son las principales causas del aumento de peso. Eliminar de la dieta los azúcares también ayudará a eliminar en gran parte este tipo de sustancias, por lo que será más sencillo mantener un peso equilibrado y saludable.

Adiós celulitis, hola pelo más fuerte

  • Cabello. Sorprendentemente tu cabello comenzará a brillar de una manera natural e increíble. Te crecerá más rápido, mucho más fuerte y sano. Si comienzas a tener problemas de caída, probablemente se solucionará. Al estar alimentándote correctamente todo tu organismo comenzará a responder.
  • Uñas. Como por arte de magia tus uñas crecerán con mayor rapidez y estarán fuertes y resistentes para cualquier estilo de vida. Olvidarás que algún día tuviste uñas quebradizas o delgadas.
  • Piel. Tu piel se sentirá más hidratada, sana y más firme. Y lo que es mejor, se reducirá la celulitis. Muchos de los alimentos que producen esta condición en la piel, contienen grandes cantidades de azúcar y al eliminarlos de tu dieta, la piel de naranja se irá por la puerta. Otro beneficio, es que tu piel recuperará su color natural. Lo podrás ver inmediatamente en tu rostro, las ojeras se irán como por arte de magia.

Alimentos prohibidos

Seguro que si tienes hijos, el kétchup y la nutella no faltarán en tu despensa. Pues la doctora Vidales nos habla del peligro de consumirlos en exceso: “Para empezar no son alimentos. Y la carga de azúcar que llevan es tal que si un niño lo tomara diariamente agotaría sus reservas de insulina. Además provocaría una resistencia a la insulina precoz con diabetes en infancia y por supuesto obesidad”. Pero no son los únicos alimentos que debes evitar. “Para mí los alimentos prohibidos en cuanto a exceso de azúcar se refiere son toda la bollería industrial, golosinas, salsas y cremas elaboradas y productos precocinados“.