¿Qué podemos hacer para comer fuera sin engordar? Mucho hablamos sobre llevar una alimentación sana y equilibrada, pero ¿qué pasa cuando salimos de excursión, vamos a la playa, a la montaña o la nieve? Que nuestro plan de comidas se ve modificado y podemos comer auténticas bombas de relojería.

Sin embargo, eso no siempre tiene que ser así. Gracias a los consejos de la nutricionista Cynthia Rodríguez, de Menudiet, podremos adaptar nuestra alimentación a cada situación, sin que nuestro organismo se resienta.

¿Comer fuera sin engordar? Piensa en verde

Recuerda que los menús de los días de vacaciones en general, deben constar de un primer plato con abundantes verduras y un segundo a base de pescado, carne magra, huevo o marisco. Con estos consejos podrás comer fuera sin engordar.

  • Si comes en restaurante elige ensaladas que puedas aliñar tú. Evita las que lleven salsa. Escoge también platos poco elaborados como solomillos, lomo de ternera, pollo o pavo a la brasa o plancha, pescados a la sal, brochetas
  • Evita el pan, bebe agua y de postre, elige infusión.

Planes ‘moviditos’

Aprovecha los ratos libres para hacer alguna actividad que te mantenga activo. Propón planes “moviditos”, tenemos la mala costumbre de buscar el ocio sólo comiendo y bebiendo y hay que deshacerse de esta tendencia.

En la playa, hoy hay paella…

¿Te acuerdas de la canción? Hoy hay paella, qué delicioso manjar… Si eliges esta opción, toma un platito moderado de paella. Y de segundo plato, un filete de pescado blanco a la plancha. Siempre es bueno que haya al medio una ensalada sencilla.

En los sitios de costa donde el pescado y marisco es tan rico y fresco, hay muchas opciones ligeras como el pulpo con pimentón (mejor sin patata), los salpicones de marisco, sepia o calamar a la plancha, pescados al horno o asados, ensaladas de marisco, etc.

Y la rebajarás haciendo…

Anima a tus acompañantes a pasear por la playa (es estupendo pasear por la orilla sumergiendo los pies, notarás como trabajan los músculos de tus piernas enseguida). Otra opción es alquilar barcas de pedales o bicicletas. E incluso hacer alguna actividad acuática como la conocida “banana loca”… ¡Todo lo que te mantenga en movimiento vale!



Escapada a la motaña: Comerás bocata

Pareja comiendo bocadillos en la montaña. comer fuera sin engordar

Si vas de excursión al campo o a la montaña, seguro que te echarás un bocata. No pasa nada, es cuestión de elegir alimentos ligeros. Puedes hacerte bocadillos de pollo con lechuga, de atún al natural con tomate, de pavo con pimienta y salsa de yogur casera, lomo embuchado con tomate.

Además, preparar en una botellita unos 250-300 g de gazpacho o zumo de tomate y combínalo con uno de los bocadillos saludables propuestos. Si te resulta más cómodo, se puede cambiar este “primer plato” por una fruta tomada como postre. Las frutas constituyen un grupo de alimentos tan rico en vitaminas y minerales como las verduras.

Si la escapada es varios días y tienes que alojarte en el hotel, por la noche haz pequeñas tomas ligeras (fiambre de pavo o jamón york, queso fresco, frutas y yogures). Y si cenas en el restaurante, elige siempre los alimentos más convenientes como hemos visto al principio del post.

En este caso, estoy convencida de que has hecho suficiente ejercicio realizando senderismo por la montaña. Por lo que la quema de calorías está asegurada.

¿Vas a visitar una ciudad?

Es muy posible que te concedas un capricho y vayas de tapas. Lo mejor es que propongas a tus amigos salir de tapeo al mediodía en lugar de por la noche. Así, a lo largo del día, tu cuerpo tendrá más tiempo para deshacerse de las calorías extra y habrá menos posibilidades de acumular el exceso de calorías en forma de grasa.

  • Elige refrescos light. Recuerda que el alcohol tiene aún más calorías que los azúcares, reduce su ingesta al máximo. Por lo tanto, mejor la cerveza sin alcohol (echa un vistazo a los beneficios de tomar cerveza sin alcohol). Eso sí, no abuses de esta cerveza, aunque sea ‘sin’. Aunque pocas, también tiene calorías.
  • Evita los rebozados y los alimentos grasos en sí mismos.
  • Toma sólo las tapas que te apetezcan realmente y tiende a elegir, por ejemplo, boquerones en vinagre escurridos, anchoas con tomate, porciones de tortillas de verdura, langostinos a la plancha, brochetas, lacón, magro con tomate, lomo embuchado, jamón serrano sin tocino… usa los encurtidos (pepinillos y cebollitas) como comodín.

Quema las calorías caminando

Busca un mapa y prepara una ruta para ver todos los sitios importantes de la ciudad, evita el transporte y ve siempre caminando, disfrutarás el doble y quemarás muchas calorías.

Y si vas de visita a una ciudad fuera de España ¡libérate!

En este caso debes aprovechar para conocer la cultura gastronómica del país sin presiones, pero sin perder de vista que eres una persona que se cuida y por tanto, que siempre evita los excesos. Ten en cuenta que viajar adelgaza.