Uno de los propósitos de este 2018 es bajar de peso de manera saludable. ¿El tuyo también? Si es así, sigue leyendo. Y si no te sobra ningún kilo, también te conviene leer porque aquí lo que te voy a contar es cómo alimentarte de manera saludable. Así que es te post nos interesa a todos.

Lo cierto es que lo primero que debemos tener claro es que perder peso es un proceso que requiere esfuerzo y perseverancia. Por este motivo no conviene buscar alternativas fáciles y rápidas como las denominadas dietas milagro, que puedan tener algún efecto en nuestra salud.

Las dietas restrictivas conllevan riesgos. Aunque permiten perder peso de forma rápida, no logramos educarnos nutricionalmente. Es decir, nos sacrificamos una temporada hasta obtener el resultado deseado pero, a la larga retomamos los antiguos hábitos cometiendo los mismos errores nutricionales.

En este sentido, más que fijarnos el objetivo de perder peso, debemos centrarnos en el proceso que nos lleve a ese fin y emprender esa maratón con fuerza y determinación.

Pautas para bajar de peso de manera saludable

Por ello, es importante que interioricemos ciertas pautas que nos ayudarán en el proceso:

¿Por qué te has fijado ese propósito?

Bajar de peso es tu objetivo pero, ¿por qué? Tener claras las motivaciones por las que nos fijamos un reto ayuda a mantenerse motivado y no abandonarlo. Además, al tratar de adelgazar debemos plantearnos retos diarios. Cada día, cada gesto, cada decisión cuenta. Si nos planteamos metas a largo plazo puede resultar frustrante pero, si vamos superando fases, la motivación por lograr el resultado final aumentará.

¿Qué nos hace comer compulsivamente?

El primer paso para afrontar el proceso de adelgazamiento es el autoconocimiento. Debemos querernos y conocernos para empezar a cuidarnos y sentirnos más seguros de nosotros mismos. En ese autoconocimiento también cabe identificar los momentos o las situaciones que nos hacen comer compulsivamente.

Debemos ser conscientes de las situaciones que nos llevan a comer fuera de hora y consumir alimentos de alto contenido calórico. Picos altos de trabajo, discusiones con tu pareja, el ajetreo de tener que lidiar con los peques… Estas son situaciones que pueden encender en nosotros el impulso de comer algo que debemos.

En estos momentos, nuestro cuerpo no nos está pidiendo energía, sino que las razones por las que comemos son emocionales: aburrimiento, ansiedad, etc. Presta atención a este punto porque es clave para bajar de peso de manera saludable.


Mantente activa

Vale, el gimnasios no es lo tuyo. Salir a correr, tampoco. ¿Pero qué tal caminar? Es muy importante que saques un hueco para hacer algo de deporte. Además, puedes comenzar a modificar hábitos como subir por las escaleras en vez de usar el ascensor o bajarte una parada antes y hacer más recorridos andando. E incluso puedes realizar una rutina sin salir de casa. ¡Notarás la diferencia!

Refuerza tu organismo

Cada vez son más las investigaciones que demuestran que la población bacteriana que habita en el organismo juega un papel importante en el proceso metabólico. Aunque todavía se desconocen los mecanismos y se debe profundizar en su conocimiento. Varios estudios sugieren que consumir probióticos podría ayudar a personas que padecen obesidad a perder peso y grasa corporal siempre combinada con una dieta reducida en calorías.

Los tips de las nutricionistas bajar de peso de manera saludable

Aprende a adelgazar de manera saludable con estos consejos que te da la dietista-nutricionista de Alimmenta Adriana Oroz.

Sé realista

Lo más importante es fijarse un objetivo claro y realista. La idea no es bajar los diez kilos en un mes. No conseguirlo te puede frustrar y abandonar la dieta. Busca un método que te permita conseguir el objetivo y mantenerlo. Lo mejor aprender a comer, llevar a cabo una alimentación equilibrada y adquirir hábitos de vida saludables.

La mejor báscula es la ropa

Considero que más importante ver que la ropa te queda mejor, más ligeros deshinchados, pantalón que no te pones, subir las escaleras más ligera. La mejor báscula es la ropa. Y no el valor numérico del peso.

Sí, lo de las cinco comidas no es un mito

Distribuir la ingesta a lo largo del día. Muchas personas llegan al fin del día con mucha hambre y ansiedad y les lleva a picar cualquier cosa y comer en exceso. Una de las mejores estrategias es hacer varias comidas a lo largo del día. Haz una buena repartición de la ingesta a lo largo del día.

Ojo con los saboteadores

Tu amiga aparece en casa con un pastel, o tienes que viajar… Es cuestión de ser flexible, y seguir con la pauta. Saboteadores internos es nuestra vocecita que dice porque tomes algo no pasa nada… Hay que saber decir que no, y saber tomar ciertas decisiones. Te dejará de lado el objetivo marcado.

La lista de la compra es fundamental

El tener una planificación y lista de la compra previa a la semana os ayudará mantener una dieta saludable. Libera tu nevera de alimentos poco saludables.

El método del plato

Es un método visual que te ayuda a ver de qué manera puedes distribuir tus comidas y que incluyan todos los nutrientes necesarios. La mitad de vuestras comidas verdura y hortaliza, la otra parte del plato se divide en dos porciones: proteína e hidratos.

Bebe agua

Asegura una buena ingesta de agua a lo largo del día. De esta manera desplazarás el consumo de bebidas azucaradas.

La claves es la constancia

Animaros por ser constantes y perseverantes. Hay que ser constante con los hábitos. El objetivo es ser constante.

Descansa

Cuida tu tiempo libre y el descanso, de esta manera te evadirás de tus problemas. Vivir sin estrés es uno de los mejores secretos para disfrutar la vida de una forma saludable.

Cuenta con un profesional

Si tu objetivo de bajar de peso implica más de diez kilos siempre debería estar supervisado por personal cualificado.

Dicho esto, ¡olvídate de las excusas! Ponte en marcha y cumple tu objetivo. Pero recuerda que se trata de una carrera de fondo. No busques resultados inmediatos y aprende a bajar de peso de manera saludable.