Rubio polar, el tinte que te dejará helada

Rubio polar: color de pelo en verano. Ojo, si apuestas por esta tonalidad tan de moda entre las famosas, ten en cuenta que tu pelo sufrirá y mucho. Así nos lo advierte Natalie Iglesias, colorista de Maison Eduardo Sánchez: “para conseguir el platino hay que decolorar el cabello dos veces para dejarlo totalmente sin pigmentos y los cabellos muy finos no suelen resistirlo”.


Este color de pelo en verano no es apto para todas

Así es. Si tu melena es de cabello fino no te recomiendo que te apliques este color. Se trata de una tendencia capilar muy rompedora, que hará sufrir a tu melena, sufrirá y mucho. Eso sí, como todo tiene solución, si te decides por esta tonalidad tan de moda, usa sérums o aceites de tratamiento – siempre sin siliconas. De esta forma aportarás tanto proteínas, que reconstruyan la fibra capilar, como hidratación para dar brillo y suavidad a la fibra.

No hay duda de que en las redes sociales esta tonalidad está arrasando. Tal es el caso de Pinterest, que se ha visto salpicado por una verdadera tormenta polar. Si no me crees, echa un ojo al tablero a nuestro tablero. Además te servirá de inspiración.

Ver tablero “Rubio polar”

 

Claves para obtener el color de pelo en verano

Si eres rubia es más sencillo

Cuanto más oscuro sea el cabello natural, más trabajo habrá de realizar el colorista, e incluso realizar varios retoques hasta conseguir el tono deseado.

El matiz, imprescindible

La labor del colorista es necesaria para conseguir el reflejo adecuado: el subtono, que es el que le aporta la tonalidad adecuada, y el que le da el aspecto más actual, se consigue mediante matizadores que se aplican tras la coloración.

Las raíces, lo último

El platino requiere una decoloración, lo que supone eliminar el pigmento natural del cabello. Y luego añadir la tonalidad deseada. La primera parte es la más agresiva del proceso. Por este motivo el colorista debe tratar la raíz al final para evitar una sobre-decoloración que pueda partir el cabello en su nacimiento.

Después tocará sanear

El rubio polar es una fantástica opción si estás pensando en cortarte el cabello o incluso dejarlo extremadamente corto como Kristen Stewart y Cara Delevingne. Un corte posterior permitirá sanearlo. El platino no suele ser buena idea para melenas muy largas que quieran seguir siendo largas. Si no te gusta esta tendencia y quieres cortar por lo sano, ya sabes que está muy de moda raparse la cabeza.

Necesitarás tratamientos que mimen tu melena

En la mayoría de las peluquerías se pueden realizar protocolos que refuercen los puentes internos del cabello para darles fuerza y prevenir la rotura. Además, se aplican incluso durante la propia decoloración. “Como el Tratamiento Revitalizante de Colágeno o el Tratamiento Chronologiste, que refuerzan la fibra y aportan resistencia”, recomienda nuestra experta Natalie Iglesias.

Cómo cuidar en casa el color de pelo en verano

  • Deja transcurrir al menos 48 horas entre la decoloración y el primer lavado para evitar que vire de color y limitar su deshidratación.
  • Es el momento de incluir un aceite pre-lavado en tu rutina. Esto refuerza el cabello desde el interior, al igual que el uso regular de mascarillas nutritivas. “Este tipo de cabello tiende a debilitarse, a romperse y a perder el color. Para evitarlo, se debe hidratar en profundidad”, explica Natalie Iglesias.
  • Evita el uso de secadores y planchas para no aumentar el grado de agresión sobre el cabello. Si tu cabello es rizado, asume que es mejor que se mantenga rizado. Te recomiendo que leas este post sobre cómo cuidar el pelo rizado. Te resolverá muchas dudas.
  • Serum nutritivo, un básico. El cabello platino tiende a quedarse tan seco que puede provocarse el efecto ‘algodón’, por lo cual el pelo pierde su brillo y se ve mate y poroso. Para evitarlo, usa serum o aceites de tratamiento – siempre sin siliconas – para aportar tanto proteínas que reconstruyan la fibra capilar como hidratación para dar brillo y suavidad a la fibra.
  • Echa un vistazo al post de los mandamientos del pelo perfecto.